Sábado 15 Diciembre 2018

  

 

Comuna 15

  

El Gobierno porteño, la Policía Federal, la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y el Club Excursionistas deberán indemnizar con unos 40.000 pesos a Leonardo Barrionuevo que fuera agredido hace casi 10 años por simpatizantes de un equipo rival que ingresaron a la cancha una vez finalizado un partido de fútbol.

Así lo fijó la Sala "A" del Tribunal, cuyos integrantes consideraron que el Gobierno de la Ciudad tiene "el deber genérico de lograr el bienestar general y el deber de proteger a los individuos, pesando sobre él la obligación de brindar una adecuada seguridad a fin de dar cumplimiento con estas premisas".

En cuanto a la responsabilidad de la AFA, los jueces Hugo Molteni, Ricardo Li Rosi y Fernando Posse Saguier, sostuvieron que le cabe responsabilidad como "asociación rectora del fútbol argentino organizadora y beneficiaria del espectáculo deportivo que originó las lesiones" del futbolista del Club Comunicaciones Leonardo Barrionuevo.

Todo ocurrió el 23 de abril del año 2000, cuando "barrabravas" de Excursionistas ingresaron al campo de juego luego de que finalizara el encuentro que se disputaba ese día, tras romper un candado de seguridad, y golpearon a Barrionuevo.

"En oportunidad de estar Barrionuevo junto a sus compañeros de equipo, saludando a su hinchada, simpatizantes de su club y del local, lograron ingresar al campo de juego, trepando alambrados y violentando un candado de una puerta de rejas, y una vez dentro, los seguidores del club local comenzaron a correr al actor para agredirlo, tanto a él como a sus compañeros, propinándoles golpes de puño y puntapiés", describe el fallo.

Por el suceso, el jugador tuvo que ser asistido en el Hospital Pirovano, y también derivó en una causa penal en que tuvo como "resultado un procesado, el cual decidió llevar a cabo una probation".

"La AFA tiene el deber de preocuparse en grado extremo por la seguridad de las personas que asisten al espectáculo del fútbol", según los magistrados.

En la resolución, los jueces remarcaron que "no pueden pasar desapercibida para un dirigente razonable y prudente" los hechos de violencia y la "zozobra por la inseguridad y la conmoción social que existe por estos sucesos".

Además, explicaron que el cumplimiento de las autoridades de "todas las disposiciones legales -estadio habilitado y dispositivo de seguridad adecuado- es insuficiente para eximirla de responsabilidad, pues si el daño se produjo, es que no se logró el objetivo de preservar la seguridad de las personas".

Sobre la Policía Federal, los camaristas entendieron que le "correspondía que hubiera manifestado la evidente necesidad de un número mayor de efectivos adicionales con el fin de poder evitar posibles desbordes y disturbios".

                                                                           Fuente: Ambito.com