Jueves 24 Septiembre 2020

  

 

Comuna 15

  

La institución de Agronomía aguarda la reapertura y la reanudación de las actividades deportivas. Al mismo tiempo, bajo “Como Social”, colabora con la gente que más lo necesita.

 

Cruzamos Avenida San Martín, ingresamos por la entrada de Tinogasta y nos encontramos con tres postales que describen la realidad del Club Comunicaciones. Por un lado, el estacionamiento vacío, sin autos; por otro, se ven a los lejos, las canchas de hóckey sobre césped y una de fútbol sin gente; y por último, al lado de la garita de Seguridad, un bolsón enorme que adentro tiene muchas bolsas con juguetes destinados a donaciones para el Día de la Niñez. Estas imágenes pintan el hoy del Cartero: El parate general de todas las actividades deportivas y sociales y el costado solidario que, en tiempos de pandemia, es más significativo.

 

Respecto de la práctica de las distintas disciplinas, hasta el momento ninguna se ha puesto en marcha. El caso más emblemático es el del fútbol profesional, caso sobre el cual hay que destacar que aún se espera el visto bueno de la Asociación del Fútbol Argentino para poder retornar a los entrenamientos, como ya sí lo hicieron algunos equipos de Primera División. Comu, que milita en la B Metropolitana, deberá esperar como el resto de las categorías del Ascenso. Se estima que los primeros días de septiembre habría novedades.

 

En materia futbolística, sin dudas el motor de la pasión del pueblo negro y amarillo, Marcelo Franchini, el entrenador del plantel masculino, declaró que, pensando en la reanudación de la competencia, necesita reforzar la defensa sumando un marcador central y un lateral izquierdo,  y además un delantero de área.

 

Al mismo tiempo, a partir del lunes 17 de agosto, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires habilitó el desarrollo de algunos deportes individuales y al aire libre. En este aspecto cada club tendrá que aplicar el protocolo correspondiente. Como esto es muy reciente, habrá que aguardar para ver cómo se acopla la institución de Agronomía a esta nueva fase de la cuarentena.

 

La normativa de las autoridades porteñas señala que se le tomará la fiebre a toda persona que ingrese a cualquiera de los predios habilitados para hacer deportes y en caso de presentar 37.5°C o más, no podrá entrar. El uso de alcohol en gel o al 70% para higiene de manos al ingreso y egreso de las instalaciones será obligatorio y todos los usuarios deberán conservar una distancia de al menos 1,5 metros.

 

Así, la vuelta a la actividad deportiva será bajo estrictos protocolos y los usuarios deberán respetar tanto las recomendaciones y restricciones generales de las instalaciones, como aquellas particulares de cada deporte que fueron desarrolladas por las distintas federaciones y asociaciones deportivas.

 

Todas las instalaciones abiertas contarán con sus vestuarios y baños cerrados, conforme a la normativa vigente de restringir las áreas comunes y se prohibirá la permanencia anterior y posterior a la práctica deportiva. No se permitirán asistentes ajenos a los deportistas (sin público ni acompañantes).

 

En referencia al costado solidario del club, sus bases se apoyan en el proyecto denominado Comu Social. Al respecto, Nicolás Bustos Zavala, presidente de la Subcomisión del Hincha e Integrante de la Comisión de Referentes del Club, comenta lo siguiente: “Comunicaciones es un faro en la zona, y por tamaño y por historia no puede mirar para un costado. Por eso creamos esto, donde hacemos acciones solidarias con el barrio, instituciones y otras organizaciones que estén en esta sintonía de ayudar a los que menos tienen. Estamos dispuestos a acompañar a aquellos que se encuentren en situación de vulnerabilidad social”.

 

Las puertas están abiertas permanentemente para recibir donaciones de ropa, alimentos y otros elementos que puedan ser útiles. Al mismo tiempo, se organizan Ollas Populares en la puerta del club para que quienes lo necesiten pueden acercarse a disfrutar de un plato de comida.

 

Así es el presente del Club Comunicaciones, vacío en un montón de aspectos, aunque de a poco tratando o intentando modificar esta realidad, dependiendo de las autorizaciones gubernamentales; y al mismo tiempo trabajando para llenar el vacío de los que más lo necesitan.

 

Por último, vale resaltar que, como le sucede a todos los clubes en tiempos de cuarentena, la dificultad de solventar los gastos no es un tema menor, por eso, en este aspecto económico, desde Comu lanzaron la campaña “Bancá al club y participá del Bono Solidario”, que consta del aporte de $200, $300, $500 y $1.000 a través de transferencia bancaria, participando todos aquellos que se sumen en distintos sorteos.