Lunes 11 Diciembre 2017

  

 

Comuna 15

  

 inundacion

Se cumple un nuevo aniversario de la trágica madrugada en la que cayeron más de 150 milímetros y provocaron seis muertos e inmensas pérdidas en los barrios de Parque Chas, Villa Urquiza y Saavedra. Los vecinos de Saavedra, que harán un acto homenaje hoy sábado por la tarde, se muestran insatisfechos con las obras y advierten que el riesgo de otra inundación está latente. Desde el Gobierno de la Ciudad destacan la conformación del Comité de Cuenca y anticipan los próximos pasos a seguir.

 

 

Llegando al tercer aniversario, los efectos de la trágica inundación en Saavedra, Villa Urquiza y Parque Chas siguen provocado perjuicios a los vecinos, que sostienen que no se han hecho las obras necesarias y el peligro de un nuevo desastre está latente.

La madrugada del 2 de abril de 2013, los más de 150 milímetros caídos provocaron el anegamiento de calles y el repentino ingreso del agua a las casas, sin darle tiempo a los vecinos de retirar sus cosas o hasta de huir de las mismas. Gran parte de la Comuna 12 y 15 fueron afectadas, en mayor o menor medida, pero los daños principales fueron sobre las calles en las que está entubado el arroyo Medrano o el Vega y las zonas bajas. Hubo seis fallecidos.

Desde entonces, los propios vecinos debieron organizarse para salir adelante. Recibieron mucha solidaridad por parte de la gente y un subsidio del Gobierno de la Ciudad, no exento de reclamos. Pero además, conformaron distintas asambleas o grupos para iniciar pedidos, circular información y hacer de este tema una causa común, ya que todos habían vivido la misma, y desagradable, experiencia de ver su casa y el fruto de una vida de trabajo llenos de agua.

La Asamblea de Inundados de Saavedra es una de ellas. Carlos Scally y Daniel Casabella son unos de sus miembros. Recuerdan con dolor la fecha trágica en la que perdieron lo material, los recuerdos y para peor, a algunos vecinos, a la vez que [rápidamente] remarcan que “el peligro de una nueva inundación está latente”. “En estos tres años vimos cómo se inundaban ciudades del interior y de la Provincia de Buenos Aires de forma similar a nuestro barrio. Puede ocurrir nuevamente el desastre”, agregan en palabras de un documento redactado para este aniversario.

El Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, dijo en su discurso de asunción que había miles de vecinos que “ahora podían dormir tranquilos cuando llueve por las obras realizadas”. Con picardía, pero a la vez con seriedad, desde la Asamblea sostienen: “nos alegramos por esos vecinos, pero no es nuestro caso. En Saavedra no dormimos cuando llueve”.

A lo que más tiempo dedican Scally y Casabella, en representación de la Asamblea, es a marcar la falta de obras y el latente peligro de una nueva inundación. “Las obras realizadas no solucionan las consecuencias de las tormentas extremas”, dicen, agregando que sólo sirven para mitigar las consecuencias de lluvias de intensidad regular.

El Ministerio de Desarrollo Urbano es el área del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que tiene a cargo la ejecución de obras para paliar el tema de las inundaciones. Rodríguez Larreta designó Ministro a Franco Moccia, quien heredó la cartera de Daniel Chain. Desde esta cartera aceptan que la capacidad de captación y contención del emisario del Arroyo Medrano “sigue siendo la misma” que en 2013. Sin embargo destacan que la obra complementaria del Cuenco Regulador del Parque Sarmiento aumenta la capacidad de retención de la Cuenca del Medrano en 280 mil centímetros cúbicos. 

Por otro lado, el nuevo contexto político que encuentra a la Nación, la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires gobernada por elCambiemos permitió, al fin, el anuncio de la conformación del tantas veces postergado Comité Interjurisdiccional de Cuenca del Arroyo Medrano (CICAM). Fue el 22 de febrero pasado, en día que las partes acordaron “ajustar  sus relaciones a los principios de colaboración, información, buena fe y respeto entre ellas”. Los firmantes fueron Moccia, el Ministro de Infraestructura y  Servicios Públicos de la Provincia, Edgardo Cenzón y el Subsecretario de Recursos Hídricos de la Nación, Pablo Bereciartúa.Dicho organismo tendrá la presidencia del CICAMLos vecinos sin embargo son todavía escépticos respecto a los avances en el CICAM: “sólo vimos dos o tres fotos y algunas actas de compromiso sin ejecución”, dicen. A la vez que exigen la “puesta en funcionamiento con nuestra participación”.

Desde el Ministerio de Desarrollo Urbano son optimistas en que el CICAM “compatibilizará la acción de las jurisdicciones mediante el manejo armónico, coordinado y racional en la totalidad de la Cuenca”. Agregan a la vez que la Ciudad de Buenos Aires y los municipios de Tres de FebreroSan Martín y Vicente López, que integran la Cuenca, funcionarán como unidad de planificación, ordenamiento y gestión territorial para lograr una eficiente gestión coordinada e íntegra. El primer paso, comentan, será el estudio de simulación hidráulica integral de la Cuenca, para luego encarar las obras que en ese estudio se definan.

Un punto importante del documento de la Asamblea de Inundados es respecto al llamado Plan Director de Ordenamiento Hidráulico. Se trata de un proyecto del Gobierno de la Ciudad, sancionado en 1998, que determinó medidas estructurales y no estructurales para prevenir los efectos negativos de las inundaciones. La cuenca del Arroyo Maldonado fue la primera en terminarse y se presentó el anteproyecto para tratar las del Medrano y el Vega en forma conjunta.

En 2008 se hizo una licitación para la que se presentaron dos ofertas, que fueron financiadas por razones técnicas y financieras, según afirman funcionarios del Gobierno porteño. En 2012, el Ministerio de Desarrollo Urbano decidió actualizar el anteproyecto de la Cuenca del Vega y anular la licitación conjunta, ya que las obras del Medrano serán tratadas por la CICAM.

Los vecinos también reprochan la ausencia de planes de contingencia y alerta temprana, que son “fundamentales para darle seguridad a los vecinos”, a la vez que “fueron recomendados por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad”.

Marcha

Este sábado 2 de abril, a las 16 horas en la esquina de Superí y García del Río frente al Parque Saavedra, la Asamblea de Inundados realizará un acto por el tercer aniversario de la trágica inundación. Además de convocar a todos los vecinos, desde la asamblea les piden que “investiguen, pregunten, participen y tomen conciencia”, frente a las consecuencias del cambio climático.

Tres años después, los damnificados de aquella madrugada trágica piden algo tan simple como complejo a la vez: “no inundarnos más”.