Domingo 22 Septiembre 2019

  

 

Comuna 15

  

Los trabajos realizados por especialistas del Gobierno de la Ciudad se extenderán hasta el 30 de agosto. Buscan mejorar la salud de los árboles.

Con el fin de mantener la estructura de los árboles, mejorar la seguridad (porque permite despejar el alumbrado público), de conservar árboles saludables y de optimizar la visualización de la señalética, el Gobierno de la Ciudad a través del área de Plantación y Mantenimiento de Arbolado Público anunció que comenzaron a podar árboles en la Comuna 15.

Hasta el viernes 30 de agosto estarán trabajando en las siguientes cuadras: Campillo al 2900; Av. Combatientes de Malvinas al 3500; Gándara del 2700 al 2800; Donado al 1300; 12 de Octubre al 1600; Av. Dorrego del 800 al 900; Sunchales al 800; Carranza del 1000 al 1200; Heredia del 1000 al 1300; Maturín al 2200; Cucha cucha del 2600 al 2700; Uriarte al 1000; Villarroel del 1200 al 1400; Otero al 300; Girardot del 0 al 100; Murillo del 1100 al 1200; y Tronador del 100 al 500.

Todos los años se realizan mantenimientos de arbolados en las Comunas para brindar mayor iluminación por las noches y reducir el riesgo de caída de ramas por tormentas y vientos fuertes. Los trabajos de poda son realizados únicamente por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y de manera gratuita. Ante cualquier duda los vecinos pueden comunicarse al 147.

Los tipos de poda que se efectúan son: poda de estructura o balanceo: se intervienen con el objetivo de devolverle al árbol una forma equilibrada; poda de limpieza: se eliminan las ramas secas, rotas, mal formadas y enfermas; poda de aclareo: se eliminan ramas internas para permitir el paso de la luz solar; poda de refaldado: se eliminan las ramas bajas, lo que se denomina subida de copa (los chupones que salen del tronco y la raíz); poda de formación: se intervienen árboles jóvenes con el objetivo de conducirlos; poda de acortamiento: se intervienen las ramas cuyo diámetro es un medio del tamaño de la rama remanente; y terciado: se intervienen las ramas cuyo diámetro es un tercio del tamaño de la rama remanente (Estas últimas dos se realizan sólo en invierno).

“Trabajamos para mejorar la salud de los árboles, planificando las tareas a partir de las solicitudes de los vecinos. Una vez hecha la verificación de las mismas, se analiza si corresponde la intervención y qué clase de tarea debe realizarse”, informaron desde el GCBA.