Miércoles 22 Enero 2020

  

 

Comuna 15

  

El Gobierno de la Ciudad decidió prorrogar la concesión de la firma Metrovías para operar el servicio del Subte hasta que se realice la nueva licitación del servicio. La actual licencia vencía el próximo 31 de diciembre, y como todavía no hay certezas de quien será el próximo adjudicatario, las autoridades porteñas optaron por extender la actualmente vigente para no tener inconvenientes ante el inminente final del plazo previsto para la empresa del Grupo Roggio.  

Esta es la seguna prórroga que Metrovías recibe, aunque la anterior, que es la que vence a finales de 2019, había sido aprobada por la Legislatura. En este caso, la medida corrió por cuenta del Gobierno de la Ciudad, que precisó que se mantendrá "hasta tanto el adjudicatario de la concesión tome efectiva posesión del servicio, de conformidad con lo prescripto por la Ley 4472, la Ley 4790, la Ley 5885, la Ley 6102, la Resolución 3298 y la Resolución 3360". 

Metrovías maneja el Subte porteño hace 25 años y mostró sus intenciones de renovar la concesión, pero en esta nueva licitación cuenta con un importante competidor. Se trata de la sociedad conformada por la firma Helport, cuyo titular es Eduardo Eurnekian, y la empresa de origen francés Keolis. En la primer apertura de sobres realizada por el Gobierno porteño días atrás, este último conglomerado tuvo mejor calificación que Metrovías, aunque esta última denunció que impugnará el resultado porque "hubo elementos no tenidos en cuenta que alteraron el puntaje". Debido a esta situación, el resultado final de la licitación se ha demorado. 

El próximo paso será decisivo, y tendrá un mayor peso que la primera evaluación técnica. Se trata de la propuesta económica vinculada al pago del canon para prestar el servicio. Por el momento, no hay fecha para la apertura de estos segundos sobres, ya que además las calificaciones técnicas deben pasar por una serie de organismos que hacen extender los plazos. 

Recién cuando se cumpla la licitación en forma completa, comenzará a regir un plazo de tres meses para que el nuevo operario del servicio se adecue, al tiempo que también deberá firmarse el contrato de concesión. Esta nueva prórroga tiene previsto que el actual servicio de Metrovías finalice recién en ese momento, salvo que resulte nuevamente elegida para el nuevo período.