Domingo 27 Septiembre 2020

  

 

Comuna 15

  

La Defensoría del Pueblo de la Ciudad le exigió hoy al Ministro de Salud porteño, Jorge Daniel Lemus, en relación a la desatención del centro de asistencia en adicciones "La Otra Base del Encuentro" que sufrió la caída del cielo raso en septiembre pasado y hoy atiende en un container. “El Ministro no ha dado muestra de estar trabajando en el tema. Lo que pedimos desde la Defensoría es que Lemus arbitre los instrumentos necesarios para una rápida reubicación de dicho centro, que realiza una tarea importantísima atendiendo a jóvenes con consumos problemáticos de drogas en una de las zonas de la Ciudad más golpeada por la pasta base y el paco”, apuntó Andrés Elisseche, defensor adjunto de la Ciudad.

El viernes 3 de septiembre, el cielo raso del centro de asistencia en adicciones La Otra Base del Encuentro, se desplomó en su totalidad por lo que quedó inutilizado, sin que se produjeran de milagro víctimas fatales o heridos. A pesar del reclamo de vecinos y trabajadores, el Gobierno de la Ciudad aún no dio respuestas. Dicho centro se encuentra ubicado en el barrio Rivadavia de la villa 1-11-14 del bajo Flores e integra la Red de adicciones del Ministerio de Salud porteño. Es el único dispositivo con que cuentan los vecinos para la atención de personas que consumen Paco u otras drogas.

“El 7 de mayo nosotros le habíamos advertido a Lemus sobre las enormes falencias que presentaba la estructura edilicia del lugar. Se produjo el derrumbe y meses después todavía estamos esperando que el ministro actúe”, resumió Elisseche. Mediante la Resolución 3767/10 la Defensora Alicia Pierini manifestó, a instancias de un informe elaborado por Elisseche, la necesaria reubicación del centro en otro edificio apto para el desarrollo de sus actividades ya que las deficiencias, denunciadas en la anterior disposición del Organismo (Resolución 1093/10), sobre los servicios básicos, la humedad y grietas en paredes y cielo rasos, con el agravante de tener en desuso la mitad de su espacio físico como consecuencia de las filtraciones recurrentes que dejaron a los techos en peligro de derrumbe, parecen insalvables.