Jueves 20 Febrero 2020

  

 

Comuna 15

  

Walter Parodi, que trabajó en cuerpos técnicos de la Primera División de fútbol del club de Agronomía, padecía una larga enfermedad.


Quien supo ser goleador del fútbol argentino en su época de jugador murió este domingo con 54 años. En Comu fue ayudante de campo del “Tano” Burrella, en sus dos etapas como entrenador en el Cartero.

Surgido en Quilmes, donde hizo las divisiones inferiores, Walter Adrián Parodi jugó en varios clubes en el país y tuvo un paso por la liga mexicana. Además del Cervecero, en el ámbito local también defendió las camisetas de Colón de Santa Fe, Chicago, Defensa y Justicia, Almagro, Cipolleti de Rio Negro, Talleres de Córdoba, Argentino de Quilmes, Racing, Deportivo Español e Independiente.

El comienzo y el final de su actividad profesional tuvieron lugar en la misma Ciudad, ya que debutó en Quilmes en 1983 y colgó los botines en Argentinos de dicho lugar allá por el año 2000.

Tuvo un destacado paso por Deportivo Español, formando parte de aquel equipazo de la institución de la colectividad en el que tuvo como compañeros a Daniel Peralta, Diego Cocca y Pedro Catalano, entre otros, siendo quizás este club con el que más se lo identifica al nacido un 2 de mayo de 1965. En el Gallego convirtió 49 goles, marca que lo posiciona como el segundo goleador de la historia detrás de José Luis Rodríguez.

Por otra parte, alcanzó la gloria máxima en el Rojo de Avellaneda, donde consiguió dos títulos de la mano de Miguel Ángel Brindisi (torneo Apertura 1994 y la Supercopa Sudamericana de la misma temporada). A su buena trayectoria por suelo argento, le sumó una experiencia afuera porque darse el gusto de jugar en el Exterior, en Atlas de Guadalajara.

Una vez alejado de los campos de juego se calzó el buzo para colaborar en la conducción de planteles, rol en el cual además de formar parte de aquel cuerpo técnico del Cartero de Agronomía también trabajó en Temperley.

Los amantes del fútbol lo recordarán como aquel delantero goleador de rulos. En el Club Comunicaciones también lo recordarán, por haber sido parte de la historia y de la familia de Comu.

Que en paz descanses, Walter.