Lunes 22 Octubre 2018

  

 

Comuna 15

  

carcel de devoto

La Legislatura avaló un acuerdo entre el Gobierno metropolitano y el Ministerio de Justicia nacional para construir una nueva unidad penitenciaria federal que posibilite el desalojo del último establecimiento penal que existe en la Ciudad de Buenos Aires. El inmueble luego será vendido.

 

Por iniciativa del oficialismo, los diputados porteños aprobaron hoy un convenio entre la Jefatura de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), a los efectos de mudar la cárcel de Villa Devoto (Comuna 11) y permitir emprendimientos inmobiliarios en sus actuales terrenos.

El entendimiento fue firmado el 12 de marzo último por el jefe de Gobierno de la CABA, Horacio Rodríguez Larreta; el ministro nacional Germán Garavano y el presidente AABE, Ramón Lanús. El proyecto del Poder Ejecutivo impulsado por el diputado Francisco Quintana (VJ) obtuvo despacho de la Comisión de Relaciones Interjurisdiccionales, que conduce Juan Nosiglia (S+).

Se estipula desafectar el Complejo Penitenciario Federal de calle Bermúdez al 2600, que totaliza unas 4,7 hectáreas en Devoto, para lo cual previamente se construirá una nueva cárcel (en un lugar que el convenio no especifica) cuyo costo será solventado por la CABA.

Una vez desalojada la unidad penitenciaria y trasladados los internos y el personal al nuevo establecimiento, la Legislatura dispondría la rezonificación de esos inmuebles para autorizar emprendimientos urbanísticos.

El convenio marco tiene "el objeto de establecer acciones conjuntas y coordinadas" entre Nación y Ciudad, según sus competencias. Por empezar, el Gobierno de la CABA construirá para el MJDH un nuevo Complejo Penitenciario "bajo las condiciones y especificaciones que las partes acuerden". Luego, se producirá el traslado de todos los servicios del SPF a la nueva cárcel, tras lo cual se legislará la rezonificación de los terrenos liberados y la venta del inmueble.

Tal como se hizo con otros inmuebles nacionales transferidos a la Ciudad, el 35 por ciento del suelo se utiliza para construcción de edificios y 65 para espacio público, tal como anunció el jefe de Gobierno aunque esos detalles no figuran ni en el convenio ni en la ley votada hoy por los legisladores.

"Una vez que el inmueble del Complejo Devoto se encuentre desocupado, desafectado de los servicios del SPF y se encuentre rezonificado, se podrá proceder a su venta mediante las autorizaciones pertinentes y de acuerdo a las normas vigentes, a cuyo fin tomará la participación que le compete la AABE", consigna la cláusula quinta del compromiso bilateral. Las especificaciones y condiciones se fijarán en posteriores actas entre las partes, que serán representadas por el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte (por la Ciudad) y la Subsecretaría de Asuntos Penitenciarios (por la Nación).

La aprobación fue con 37 votos positivos de Vamos Juntos, Partido Socialista y Mejor Ciudad; la abstención de 14 legisladores de Unidad Ciudadana, Bloque Peronista, Suma+ y Gen y la oposición de 5 diputados del Frente de Izquierda y Autodeterminación y Libertad.

El Debate

En el recinto, todos los diputados manifestaron estar de acuerdo con el traslado de la cárcel por razones humanitarias y urbanísticas, pero desde la oposición hubo también coincidencia en criticar la falta de precisiones respecto de los detalles no especificados en el Convenio Marco con la Nación y sobre el destino que se le darán a los terrenos, una vez desalojados.

El vicepresidente primero de la Comisión de Asuntos Interjurisdiccionales, Fernando Yuan (VJ), como miembro informante manifestó que "la resolución responde a un reclamo de más de 40 años de la Comuna 11. La convivencia con un penal es insostenible", enfatizó. Por otra parte confió en que "dará más seguridad al barrio y la creación de otro espacio verde y mejorará la calidad de vida de los vecinos".