Jueves 20 Septiembre 2018

  

 

Comuna 15

  

planta reciclaje mecanizada

Estarán en Saavedra y Barracas. Procesarán 10 toneladas por hora. En 2017 abrió la primera planta MRF en Villa Soldati.

 

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires construirá dos plantas de reciclaje automatizadas con tecnología MRF (Material Recycling Facility) en los barrios de Saavedra y Barracas para poder tratar 10 toneladas de residuos sólidos secos por hora y así acercarse a cumplir con el objetivo de reducir los envíos a la CEAMSE de José León Suárez, tal como establece la Ley Basura Cero (Ley 1.854/05). Ambas se sumarán a la que funciona desde el verano de 2017 en el Centro Verde de Villa Soldati (Ana María Janer 2750).

El Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad defiende la implementación de la tecnología MRF al señalar que “el proceso de selección es muy superior” al de los demás Centros Verdes porteños. Su costo de construcción sería superior a U$D10.000.000 cada una. Todo el material a tratar será el recolectado por las cooperativas de recicladores urbanos en los Puntos Verdes y en las campanas verdes de la vía pública.

El despacho de ley para crear la planta de Saavedra explica que cada una tendrá “una línea automática completa para la recepción, separación (papel, cartón, PET, metales ferrosos, plásticos en general, polietileno expandido, etc.) y preparación de materiales reciclables provenientes de la recolección diferenciada para su posterior comercialización”.

Las plantas MRF se encuentran equipadas de un mínimo de ocho máquinas automáticas, entre las que se destacan abrebolsas (dosificadora), zaranda Glass Breaker (proceso eficiente de separación del vidrio), separadores ópticos y separadores magnéticos. Asimismo, presentan un complejo sistema para el control central automático (ADVANCED MRFTM) de toda la línea, el cual se puede ejecutar desde una computadora portátil. Esto implica más seguridad para los recicladores y más volumen de residuos recuperados para revender.

La planta de Barracas estará en el Centro Verde de Herrera 2124, inaugurado en 2012. Fuentes de la Dirección General de Reciclado informaron que ya está en construcción y que su fecha de finalización se estima entre octubre y diciembre de este año. Allí se desempeña la Cooperativa El Amanecer de los Cartoneros, una de las más numerosas de la Ciudad. Cerca de 100 de sus recuperadores urbanos se encargarán de la tarea mecanizada.

El predio ya estaba diseñado para tareas de reciclaje. No ocurrió así con la futura planta de Saavedra, que se montará en la parcela de Goyeneche, Holmberg y Arias, en medio del corredor verde Parque Goyeneche, donde los vecinos piden que haya una plaza. Las obras iniciaron sin carteles de obra en el verano. Ante el reclamo de la comunidad, Ciudad impulsó una ley de rezonificación. En la audiencia pública los vecinos mostraron alternativas para no sacrificar la traza verde, pero se aprobó sin cambios. Los trabajos iniciarán tras la licitación pública correspondiente y se espera que esté lista durante la primera mitad de 2019.

También serán cerca de 120 recuperadores urbanos de El Amanecer de los Cartoneros quienes gestionarán las máquinas MRF dispuestas en el terreno de la zona norte porteña. En las especificaciones, se habla de un galpón que no superará los 12 metros de altura, que habrá estacionamiento y un 15% del terreno tendrá superficie absorbente ya que está sobre el paso del arroyo Medrano. Es una zona inundable y por eso los vecinos no querían que se cemente allí. 

La cartera encabezada por Eduardo Macchiavelli dijo que la elección de ambas locaciones obedece a la cercanía a accesos como la avenida General Paz, 9 de Julio y otras arterias importantes. El objetivo es reducir la cantidad de carros en la vía pública, explicaron desde el ministerio. “Se reduce considerablemente la huella de carbono, debido al menor traslado de los residuos”, dicen fuentes oficiales.

Esta acción de darle prioridad a la separación de residuos a través de la mecanización ocurre luego que Ciudad haya aprobado en mayo de este año una modificación a la Ley Basura Cero para permitir la termovalorización de residuos, es decir, la quema con recupero energético. Sin embargo, al cierre de esta edición regía un fallo de la jueza Elena Liberatori que suspendía su aplicación como respuesta a un amparo de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (Farn) y varias cooperativas de cartoneros.

La suspensión está fundamentada en que la modificación a la Ley Basura Cero se logró con 30 votos de la Legislatura cuando en realidad deberían haber sido 40 en un proceso de doble lectura (dos votaciones con una audiencia pública de por medio).

Previo a la decisión de Liberatori, el Ministerio de Ambiente y Espacio Público había dicho que tenía en mente montar la planta de termovalorización en un sector del Parque Ribera Sur, en Villa Riachuelo, sobre la avenida General Paz y Roca. Es una gran extensión verde y está cerca el Cauce Viejo del Riachuelo, una zona de importancia arqueológica y ambiental. Los vecinos de la Comuna 8 expresaron en sucesivas reuniones y actos públicos su rechazo a esta medida.

De todos modos, sigue vigente el cambio a la Ley Basura Cero con respecto a las fechas de envíos a la CEAMSE. Ahora hay un nuevo cronograma de metas para reducir el volumen de desechos a depositar en José León Suárez. Debe bajar un 50% en 2021; un 65% en 2025 y un 80% en 2030. En la ley original, de 2005, el plazo vencía este año.