Domingo 18 Noviembre 2018

  

 

Comuna 15

  

Poco tiempo después de la crisis del año 2001, cuando mucha gente se encontraba sin trabajo y el país se hundía, surgieron distintas agrupaciones de vecinos con diferentes objetivos: ayudarse mutuamente, contarse sus problemas, salir de la soledad. Aparecieron gran cantidad de asambleas barriales y de esta misma forma, a fines de 2002 nacieron “Los Villurqueros”, un grupo de teatro comunitario creado por vecinos de Villa Urquiza, que buscaban juntarse en tiempos de protestas y cacerolazos, para no morir ahogados en la crisis y en el individualismo. Ellos, en sus obras, representan historias del barrio; lo hacen en lugares públicos y en forma gratuita, ante la atenta mirada de los vecinos

La actual directora y fundadora del grupo, Liliana Vázquez, una señora del barrio de unos cincuenta años que hace teatro desde 1976, explicó porque se inclinó por el teatro comunitario: “Nunca fui partidaria del teatro de puertas cerradas, sino que siempre me sedujo la idea de un teatro abierto, de plaza, con participación de la gente, por eso decidí formar “Los Villurqueros”, en un momento en que muchos necesitaban pertenecer a un grupo para sentirse valorados”.

 El crecimiento del grupo

Cuando surgieron “Los Villurqueros”, Liliana tenía como referentes al grupo “Catalinas Sur”, de la Boca, un grupo de teatro comunitario que hoy tiene 25 años de trayectoria, y a “Los Calandracas”, de Barracas, hoy con 20 años de existencia. Actualmente existe una muy buena relación entre estos grupos. Es que todos forman parte de la Red de Teatro Comunitario, a la cual pertenecen más de 40 grupos de todo el país. Una vez al mes se juntan representantes de las distintas agrupaciones para contar sus problemas, necesidades y lograr que las actividades sigan adelante. La red tiene como objetivos conservar la identidad de cada barrio y mantener viva la memoria de los hechos del pasado.

En 2002, el grupo hizo su primera presentación, se trató de una especie de festejo en la Plaza Echeverría –la más céntrica e importante en Villa Urquiza- en donde se recreaba el primer casamiento del barrio entre Luigi y María, dos italianos huérfanos. “Los Villurqueros” se vistieron de época y los vecinos de a poco comenzaron a acercarse, llevando comida y bebidas y así se armó una gran fiesta barrial. Después de esa primera actuación, la gente comenzó a acercarse al grupo.

Hoy, después de casi 6 años de su creación, ya son 31 los integrantes de “Los Villurqueros” y en 2007 se constituyeron en una Asociación Civil. Cuentan con un sitio web (www.losvillurqueros.com.ar) y además de haber actuado en distintos barrios de la Capital Federal, también lo hicieron este año en el IV Encuentro Nacional de Teatro Comunitario en Oberá, Misiones. También fueron premiados por su trabajo: hace dos años ganaron un reconocimiento como grupo participativo y solidario de la Ciudad de Buenos Aires, y Liliana Vázquez recibió un premio como mujer participativa en la Comuna 12.

 Las obras villurqueras

Actualmente, “Los Villurqueros” están preparando una obra con una duración de una hora que es un resumen de sus pequeñas escenas, que tienen 20 o 25 minutos de duración. En ellas reflejan historias del barrio de Villa Urquiza, como por ejemplo la huelga de las mujeres que trabajaban en la fábrica de toscanos “Avanti” en los años 20, el cierre de la fábrica Grafa, la presencia de Carlos Gardel en el Cine-Teatro 25 de Mayo y otras escenas sobre Roberto Goyeneche (un símbolo del vecino barrio de Saavedra), el Hospital Tornú o la creación de la estación de tren Villa Urquiza.

Para representar estas historias, Liliana suele consultar libros y sobre todo diarios barriales de la época, para mostrar lo que verdaderamente sucedió. Si la actuación se hace fuera de Villa Urquiza, se hace una mayor cantidad de aclaraciones sobre la obra, para que el público pueda comprenderla.

Los próximos objetivos

A pesar de su crecimiento como grupo, “Los Villurqueros”, aún no consiguieron un lugar fijo para practicar. En estos días lo están haciendo en el Cine-Teatro 25 de Mayo, pero allí no hay vestuarios disponibles para guardar la ropa con la que actúan, la que deben trasladar cada vez que ensayan. “Supongo que debe haber una casa del Gobierno de la Ciudad sin dueño en la Comuna 12. Sería interesante que nos cedieran un lugar para poder practicar y tener allí un vestuario”, propuso Liliana.

Otro de los objetivos de “Los Villurqueros” es poder acercar a la gente joven al grupo, ya que el promedio de edad de sus integrantes es cercano a los 50 años. Pero según Liliana, poco a poco se va acercando gente más joven. Los integrantes del grupo tienen entre 12 y 85 años. No se hacen diferencias por edades, como tampoco entre actores profesionales y no profesionales. Los profesionales, que a veces llegan muy estructurados y les molesta tener que esperar los tiempos de otros, deben adaptarse. “El teatro comunitario integra, no debe hacer diferencias con edades ni distintas capacidades. Yo soy prácticamente sorda, uso audífonos, estoy operada de un oído y otros deben adaptarse a mis tiempos. El teatro comunitario no es selectivo, no pone barreras, es para todos”, dijo Liliana.

El 24 de agosto “Los Villurqueros” actuaron en la Plaza Echeverría (Triunvirato y Rivera) para reencontrarse con los vecinos y cumplir con otra meta: la solidaridad.
Allí recolectaron alimentos para la fundación “Pequeño Gesto”, de Patricia Sosa, y los enviarán a los aborígenes de Chaco. “Yo habia hecho una movida hace 20 años, el trabajo quedo un poco trunco y esto me vuelve a reconciliar. La tala de árboles esta destruyendo el hábitat de los aborígenes y se están muriendo de hambre. No tienen que comer, que cazar, no tienen agua. Se están terminando los recursos naturales, de ellos viven miles de aborígenes”, afirmó Liliana.
Luego del show en la Plaza Echeverría, “Los Villurqueros” se dirigieron al Museo Cornelio Saavedra (Crisólogo Larralde 6309) para actuar allí junto al grupo de teatro comunitario “Res o no res”, de Mataderos.