Miércoles 23 Mayo 2018

  

 

Comuna 15

  

karadajian

Este miércoles 2 de mayo a las 17.30 se inaugurará una baldosa en Plaza Inmigrantes de Armenia (Palermo) en homenaje a Martín Karadagian, uno de los principales ídolos para varias generaciones de argentinos.


La iniciativa es de los Diputados porteños de Vamos Juntos, Daniel Del Sol, y el ex legislador Roberto Quattromano. A 96 años de su nacimiento (30 de abril de 1922), la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires distinguirá en la calle Armenia, entre Costa Rica y Nicaragua, al creador de Titanes en el Ring, el popular ciclo de entretenimientos que comenzó en televisión en 1962 y tuvo como protagonista al luchador de origen armenio.

Karadagian con 8 años se transformó en campeón Panamericano infantil de lucha grecorramana, en Estados Unidos, y cuatro años más tarde, en Londres, obtuvo el título mundial de cadetes mayores. Antes de la actuación, trabajó como lustrador de botas y vendedor de caramelos.

El "campeón mundial de catch", el armenio Martín Karadagian,  falleció  el 27 de agosto de 1991 y se conviertió en leyenda.

Su biografía

Martín Karadagián (Buenos Aires, 30 de abril de 1922 – 27 de agosto de 1991) fue un deportista, luchador profesional y actor argentino, cuyo nombre verdadero era Martín Karadayijan​, creador del espectáculo televisivo titulado Titanes en el Ring. Hijo de inmigrantes —padre armenio y madre española—, aprendió lucha grecorromana desde niño.

Comenzó su carrera como actor en Reencuentro con la gloria, de 1957, un drama dirigido por Iván Grondona en que representaba el papel de un luchador en decadencia, que accidentalmente mata a un contrincante en el ring. Seducido por el medio, al año siguiente apareció junto a Alberto Olmedo en Las aventuras del Capitán Piluso en el castillo del terror, pero para entonces ya había encontrado su veta definitiva: fascinado por los espectáculos de lucha en el Luna Park, en 1962 creó la troupe de Titanes en el Ring, que lograría un éxito enorme en la televisión argentina y unos años más tarde, en toda América con la participación de excepcionales luchadores como Alejandro Rodrigo que fue el único quien finalmente terminó haciendole la competencia con la troupe Colosos de la Lucha y fue un gran éxito.

No obstante, sabía que el teatro no era lo suyo y que en la lucha estaba su pasión, por lo que en los albores de la década del sesenta creó el grupo de los Titanes en el Ring.

Durante años fue el máximo ídolo infantil, y cuando su figura irrumpía en el cuadrilátero, los niños y los adultos coreaban a viva voz: “Ya llegó Karadagián, el gran Martín es un titán. Martín es el titán de Titanes en el ring porque es genio y figura con Joe Galera y con la viuda. Siempre será Martín, glorioso paladín, el más genial Campeón Mundial”.

Pero a pesar del éxito y la fama, Karadagián no supo ser cuidadoso de su salud, y su gran debilidad por los dulces lo llevó a padecer de diabetes, la enfermedad responsable de la inevitable amputación de una de sus piernas.

Aquella tragedia lo alejó del escenario y lo sumió en una depresión, que el propio ring casi no logra vencer. Hoy todos recuerdan a aquel Martín Karadagián retirado de las peleas, que en una oportunidad venció a la tristeza subiendo al ring, tirando su bastón y acostado sobre la lona diciendo: “Gracias, estoy bien porque estoy con ustedes. ¡Estoy vivo!”.

Dentro del espectáculo de los Titanes, el personaje que desempeñaba Karadagián era el de campeón del mundo de lucha libre, quien tenía un secretario llamado Joe Galera y una admiradora conocida como La viudita de las flores rojas. Lucharían en el Luna Park. En un encuentro entre Karadagián y la momia, el Canal 9 inauguró su primer móvil de exteriores. El espectáculo fue transmitido por televisión durante años, además de realizarse dos películas para cine.

Fallecimiento

Murió un 27 de agosto de 1991 en la clínica Agote de la ciudad de Buenos Aires, víctima de un edema pulmonar a los 69 años de edad.

Desde mediados de los 80's el gran Martín había sufrido la amputación de una de sus piernas por su diabetes, lo que le impidió seguir siendo el principal protagonista del recordado espectáculo familiar de "Titanes en el ring". Con su desaparición física, Karadagián dejó un gran vacío en la audiencia televisiva y se convirtió en un ícono de los 70 y 80.

Murió a los 69 años, y sus restos están enterrados en el cementerio de Recoleta. Un busto en la calle Pacheco de Melo al 1800 realizado por la artista plástica Telma Membri (La viudita de las flores rojas), le rinde homenaje.