Martes 23 Octubre 2018

  

 

Comuna 15

  

Con una jornada soleada, los vecinos de Parque Chas pudieron festejar los 93 años de vida de su barrio en la plaza Exódo Jujeno.

 

Ayer domingo, La Comisión de Festejos de Parque Chas realizó, junto a los vecinos, la celebración por los 93 años del barrio en la Plaza Éxodo Jujeño (Gándara y Bauness),  de 10 a 21.

"El aniversario del barrio se celebra todos los 29 de septiembre, ya ese mismo día, pero del año 1925 el antiguo Concejo Deliberante aprobó la Ordenanza Nº 1129, paso inicial que iba a permitir la conformación de un novedoso barrio, con un trazado vanguardista para la época" explican desde el portal Parque chas. 

Como estaba programado las actividades comenzaron a las 10 de la mañana con el izamiento de la bandera, continuó con un partido de fútbol infantil y femenino. A las 11 hubo exhibiciones de Taekwondo y Swing y a las 11.45 se inició un visita guiada por el barrio a cargo de la arquitecta Magdalena Eggers. De 13.30 a 21.30, los vecinos pudieron disfrutar de música durante toda la jornada.  Hubo stands de artesanos del barrio y otros de carácter institucional.

Historia

Nacido en 1925, este barrio formó parte oficialmente del de Agronomía desde la conformación de éste, con la excepción de un breve período a principios del año 1976.

Toma su nombre de la familia que fuera propietaria de las tierras en las que se desarrolló este original proyecto urbanístico. El diseño del barrio, perteneciente a los ingenieros Frehner y Guerrico, combina la propuesta radiocéntrica con el amanzanamiento ortogonal (calles en ángulo recto), y responde a los postulados del urbanismo inglés para el trazado de ciudades- jardín, denominadas “Parques”.

Tanto como su original diseño, caracteriza al barrio la nomenclatura de sus calles. Al realizarse el proyecto del barrio, se respetaron los nombres de las calles ya existentes, en su prolongación a través del mismo. Sin embargo, debían ser denominadas muchas vías nuevas. Así fue como en 1933, el Concejo Deliberante sancionó una ordenanza destinada a suplir la falta de nombre de las calles recientemente abiertas.

Algunos de los nombres elegidos fueron Ginebra, La Haya, Dublín, Tréveris, Turín, Moscú, Belgrado, Bucarest y La Internacional. En diciembre de 2005, tras diversas acciones desarrolladas durante varios años por vecinos y organizaciones de la zona, la Legislatura de la Ciudad sancionó la ley 1907, que restituye a Parque Chas su carácter de barrio.

Está rodeado por los barrios de Villa Urquiza, Villa Ortúzar, La Paternal y Agronomía, compartiendo mucho su estilo y su ambiente con éstas áreas de la capital. Sus calles tienen nombre de ciudades europeas: Berlín, Atenas, Londres, Dublín, Liverpool… La calle Berlín, por ejemplo, forma un círculo perfecto

Se trata de un barrio“muy barrio”, con casas de clase media y silencio a la hora de la siesta, donde los vecinos se conocen y se cuidan entre sí, donde se le pregunta al señor de la verdulería por la salud de su familia. Algunas casas son tan antiguas como el barrio, otras tienen pinta de chalets ingleses

Sus vecinos están orgullosos de tener un barrio tan único y tienen un espíritu comunitario bastante alto. Tienen una página web con novedades y el pequeño tamaño del barrio les permite tomar decisiones en conjunto. Nos sorprendió la sección web “Parque Chas en la literatura y el cine”, donde vemos la aparición del barrio en relatos de Julio Cortázar, Silvia Ulrich y Tomás Eloy Martínez

Sea verdad el mito o no que envuelve sus comentadas calles, lo cierto es que hay un encanto peculiar en la osada distribución del barrio, y tal como los otros barrios de la capital, tiene una personalidad propia que destaca. 

 

Vecinos destecados de este barrio han sido o son:

 

Miguel Ángel Guerra (piloto)

Mario Segade

Darío Lopilato

Checho Batista

Luisana Lopilato

Adolfo Aristarain

Pola Oloixarac

Axel Kicillof3

En la literatura

En la novela El cantor de tango de Tomás Eloy Martínez (2004), el protagonista se pierde en Parque Chas.

En la novela Cartas marcadas de Alejandro Dolina (2012), uno de los personajes centrales, el poeta Jorge Allen, es llevado a un laberinto subterráneo situado en Parque Chas. Los límites imprecisos del laberinto hacen que se mezcle con lo laberíntico del mismo barrio.

Fuente: Parque Chas Web