Domingo 18 Noviembre 2018

  

 

Comuna 15

  

Se oponen a la modificación del Código Urbanístico porque aseguran que, de aprobarse, permitiría construir edificios de 30 metros. Convocan a participar de la audiencia pública el próximo 31 de octubre.

 

Teniendo en cuenta que el nuevo Código Urbanístico impulsado por el Gobierno de la Ciudad (con media sanción en la Legislatura) presta central atención en aumentar la capacidad constructiva, vecinos autoconvocados en “Salvemos al barrio” y “Vecinos por las casas bajas” de Villa Pueyrredón (Comuna 12) y Agronomía (Comuna 15), denuncian que habilita la construcción de más de 500 edificios de casi 30 metros de alto.

Bajo la expresión de “No al Enrase” aseguran que, entre otras cosas, la aplicación del nuevo Código Urbanístico dividirá el barrio. “Exigimos que se respete la macromanzana comprendida por las avenidas Beiró, Constituyentes, San Martín y General Paz. Quieren hacer edificios de 29 metros de alto (casi diez pisos) a lo largo de la Av. Mosconi (Sigla USAA). Nosotros queremos que se baje a Unidad Sustentable Altura Baja 2 (USAP 2), es decir que se construyan edificios de 13 metros y medio, no más de 4 o 5 pisos. Si lo permiten cortarán a la mitad el barrio de Villa Pueyrredón”, aseguró Osvaldo Jorge Saredi, integrante de Salvemos el Barrio.
Por otra parte, los vecinos autoconvocados le exigen a las autoridades que los siete pasajes paralelos y perpendiculares a la Av. Salvador María del Carril (Bartolomé Hidalgo, Famaillá, Trípoli, Francisco López Merino, Vicente Pérez Rosales, Gabriel Lafond y Basilio Hall) sean identificados en el Plano de Edificabilidad y usos (Anexo IV) con líneas de punto y la denominación A26.

Y también se oponen al punto del nuevo código que habla de abrir al tránsito la calle Zamudio, entre Beiró y Tinogasta, en el pulmón verde de Agronomía, incumpliendo con la categoría de Área de Protección Histórica. “Si se aprueban todos los puntos será un fuerte impacto negativo sobre la calidad de vida de los vecinos y deteriorará la identidad del barrio, que tanto aseguran garantizar con el nuevo código urbanístico”, agregó Osvaldo.

Aunque no es vinculante con la ley, tanto los vecinos de Villa Pueyrredón como de Agronomía participarán de la audiencia pública en la Legislatura de CABA el próximo 31 de octubre. Según afirman, ya presentaron los estudios ambientales correspondientes y las conclusiones a los 15 diputados de la Comisión de Planeamiento, y a su directora, la diputada del Pro Victoria Roldán Méndez.

De acuerdo con los vecinos, desde el Observatorio del Derecho a la Ciudad también convocaron a toda la ciudadanía a participar de la audiencia pública porque aseguran que “el nuevo código propone estimular la concentración de la población metropolitana en el territorio de la ciudad sin ninguna planificación, en relación a los servicios públicos, equipamiento urbano ni políticas para solucionar la crisis habitacional y ambiental de la ciudad, sólo para justificar futuros negocios inmobiliarios y blanquear las ilegalidades cometidas pos sus funcionarios en connivencia de los empresarios en el otorgamiento de permisos de obra y habilitaciones”.

Y suman que “la propuesta por parte de Vamos Juntos (PRO y Coalición Cívica) para estos Códigos desatiende los principales problemas y prioridades que tiene la ciudad, como por ejemplo, el colapso de los servicios públicos y del trasportes, la expulsión y gentrificación de sus actuales habitantes, la inquilinización y el aumento de los costos para acceder a un alquiler, el incremento exponencial de las tarifas e impuestos, las privatizaciones y ventas de inmuebles públicos, el deterioro de hospitales y escuelas, la necesidad de preservación y ampliación de espacios verdes, la crisis ambiental, la crisis habitacional, etc”.