Jueves 6 Agosto 2020

  

 

Comuna 15

  

La Policía de la Ciudad secuestró más de 10 mil autopartes ilegales, en el marco de operativos de control y fiscalización que se realizaron en locales donde se comercializaban estos artículos en La Paternal y Nueva Pompeya, con el objetivo de prevenir el delito de comercializar piezas de forma ilegal.

 

El operativo se enmarca en el “Programa de Lucha contra la Comercialización de Autopartes Ilegales”, a cargo de la Subsecretaría de Seguridad Ciudadana, que fue creado con el propósito de coordinar y articular políticas de prevención y detención de delitos vinculados al robo de automotores y sus delitos conexos.

Participaron en el operativo la Subsecretaría de Seguridad Ciudadana del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, la División Sustracción de Automotores de la Policía de la Ciudad, la Agencia Gubernamental de Control (AGC) y la División de Medio Ambiente y la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP).

Sobre el procedimiento realizado el viernes en La Paternal, personal de la División de Sustracción de Automotores se encontraba en forma preventiva por la zona cuando advirtió a 500 metros de la avenida Warnes, en Fragata Sarmiento al 2.000, la salida de un vehículo con la suspensión baja. Los oficiales se dirigieron al lugar y constataron que en el local había autopartes en infracción, sin el respaldo necesario para su comercialización.

Ante esta circunstancia, los efectivos redujeron a dos hombres y realizó una persecución de un vehículo, que fue alcanzado en la intersección de la avenida Warnes y Dumont. Se procedió a la aprehensión de los dos ocupantes del vehículo y cuando se abrió el baúl del mismo se encontraron varias piezas de repuestos de autos.

Allí intervino la Fiscalía Contravencional Número 4, que dispuso que se ingrese al local y se confirmó la existencia de unas 10 mil autopartes ilegales, algunas de ellas de autos de alta gama. Una vez que se constataron que los repuestos estaban en infracción, e incluso había varios que integraban partes de autos con pedidos de secuestro, se procedió a la clausura del local por parte de la AGC.

Durante el operativo se hallaron autopartes con el gravado legal borrado, lo que indicaría que eran de origen ilícito.

En otro procedimiento del mismo Programa, realizado en avenida Chiclana al 3.900, de Nueva Pompeya, la Fiscalía Penal Contravencional y Faltas Número 44, a cargo del Doctor Otamendi, dispuso la clausura del desarmadero y el secuestro de 148 ruedas (cubiertas, llantas de aleación y llantas de chapa).

El “Programa de Lucha contra la Comercialización de Autopartes Ilegales” fue creado en febrero de 2017 con el propósito de coordinar y articular políticas de prevención y detención de delitos vinculados al robo de automotores y sus delitos conexos. Junto a la Policía de la Ciudad colaboran la AGC, la División de Medio Ambiente y la AGIP.

Desde que está en marcha esta repartición, y antes de los últimos procedimientos en Villa Crespo y Nueva Pompeya, se llevaron a cabo 235 inspecciones, 59 allanamientos, 51 locales con resultados positivos, 121 clausuras administrativas, 202.775 autopartes ilegales secuestradas,113.726 autopartes ilegales compactadas, se han identificado 147 vehículos robados a partir del secuestro de autopartes y se hallaron 11 vehículos con pedidos de secuestro. En lo que tiene que ver con sólo enero de 2020, hubo 59 inspecciones, 4 allanamientos, 36 clausuras administrativas y 3.500 autopartes ilegales secuestradas.

El trabajo conjunto del mencionado Programa con el Registro de Verificación de Autopartes ha permitido detectar en el interior de los locales allanados autopartes con el grabado realizado lo cual permite que de manera inmediata y certera determinar a que vehículo robado perteneció, dar con su titular registral y que mediante la comunicación del personal policial actuante con el Juzgado interventor, se enderece la investigación iniciada a raíz del robo de dicho automor y/o en relación a aquellos que participan en la cadena de comercialización illegal de sus autopartes.

Las autopartes ilegales secuestradas -previa autorización judicial- son compactadas a través del Programa de Descontaminación, Compactación y Disposición Final de Automotores (PRO.COM) en virtud del cual el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires dona a la Fundación Garrahan el producido de la chatarra obtenida mediante la aplicación del proceso de descontaminación y compactación de vehículos, y la entidad de bien público mencionada, se compromete a realizar las contrataciones necesarias para llevar adelante dicho proceso.