Domingo 29 Marzo 2020

  

 

Comuna 15

  

Fue el resultado de los operativos dispuestos por el Comité de Seguridad en el Fútbol de la Ciudad de Buenos Aires en partidos jugados este fin de semana por la Superliga Argentina y la Primera Nacional, en el marco del programa Tribuna Segura.

 

En los procedimientos realizados en cuatro partidos por la Dirección de Eventos Deportivos de la Policía de la Ciudad se hicieron, además, cuatro restricciones, una admisión y dos demorados por reventa de entradas.

Respecto de las detenciones por el programa Tribuna Segura, uno de ellos fue en el partido entre Boca Juniors y Gimnasia y Esgrima La Plata, en el estadio Alberto J. Armando.

Se trata de un hombre de 32 años con pedido de captura vigente e involucrado en una causa por robo automotor. Fue apresado en el cruce de la avenida Almirante Brown y Pinzón, en el marco de una causa tramitada por el Juzgado Nacional y Criminal N° 28.

La otra captura, en tanto, se llevó adelante en el estadio "Don Leon Kolbowsky", de Atlanta, en el partido entre el local y Nueva Chicago, por la Primera Nacional, donde fue apresado un hincha con pedido de captura por rebeldía, en una causa a cargo del Tribunal oral en lo Criminal y Correccional Nº7. En este partido también fue denunciado judicialmente y se le labró un acta contravencional al jugador Arnaldo González, de Nueva Chicago, por realizar gestos antisemitas y xenófobos dentro del campo de juego.

Las otras detenciones y demoras fueron efectuadas en el partido de Boca y Gimnasia. Allí, fueron apresados en la previa dos personas por infracción a la “Ley de marcas” y de “Propiedad Intelectual” (22.362 y 11.723), mientras comercializaban 70 camisetas apócrifas en Almirante Brown y Pinzón.

Las otras dos detenciones fueron por “atentado y resistencia a la autoridad”, hecho en el que estuvieron involucrados dos trapitos, un hombre de 35 y una mujer de 29, quienes agredieron a un efectivo que los desalojó de Suárez y Hornos.


Por último, en ese mismo encuentro, fueron demorados dos hinchas más por reventa de entradas. En total se secuestraron 16 tickets, cuatro carnets de socio, una credencial y 8 mil pesos.

En simultáneo se llevaron adelante los habituales controles para evitar la presencia de “trapitos” y controlar el uso indebido del espacio público. En este sentido, se labraron 130 actas contravencionales en los cuatro encuentros disputados en la Ciudad y se labraron 90 multas de tránsito.

Los otros procedimientos se llevaron a cabo en San Lorenzo-Lanús, por la Superliga, y All-Boys-Quilmes, por la Primera Nacional.

De los distintos procedimientos participaron efectivos de la Policía de la Ciudad, inspectores de Fiscalización de Espacio Público, agentes de Prevención, Personal de la Agencia Gubernamental de Control y Bromatología.

Se empleó, además, tecnología de última generación, como el Sistema de Reconocimiento Facial en todos los troncales, Cámaras SSSC, el sistema Rapid y garitas en altura.