ap

spinetta

El 8 de febrero de 2012 se despedía de este mundo uno de los mayores artistas de la música nacional. A los 62 años y aquejado por un cáncer, fallecía Luis Alberto Spinetta y se convertía en leyenda. La última morada del “Flaco” fue la misma que lo había encontrado durante más de una década: la humilde vivienda de Iberá al 5000, en Villa Urquiza; barrio donde le realizaron distintos homenajes. Pero con este nuevo aniversario de su partida gana impulso el proyecto más ambicioso, ya que cae el obstáculo legal para rebautizar una calle con el nombre de una figura pública: deben pasar 10 años de su desaparición física. En esta nota hablan Rodrigo Quintana, impulsor del proyecto y su hijo Dante Spinetta.

 

Más allá de la reflexión y atención que suponen siempre los aniversarios redondos, en este caso llegar a este plazo se vuelve trascendental para el viejo anhelo de un grupo de vecinos de Villa Urquiza spinettianos: cambiar el nombre de un tramo de la calle Iberá por el de Luis Alberto Spinetta, sumando otro homenaje en el barrio al ”Flaco”.

El deseo no es nuevo. Como informó este periódico, poco después de fallecido, el vecino Rodrigo Quintana, quien residía en la misma cuadra que el hombre al que siempre había admirado como músico, comenzó a impulsar allá por 2015 una petición online para dar visibilidad al cambio de nomenclatura. A él se sumó el aval de la familia de Spinetta, otros músicos y vecinos en general. Sin embargo, el gran escollo estuvo siempre el artículo 5º de la Ley 83 de la Ciudad de Buenos Aires. Allí se explicita que para nominar calles con nombres de personas debe haber transcurrido diez años de su fallecimiento.

El deseo de los impulsores del cambio de nombre siempre plantearon que la norma en cuestión tiene el espíritu de evitar que haya nombramientos de dirigentes políticos que puedan generar sensibilidad apenas fallecidos, por lo que destacaban el consenso que reunió siempre la figura del músico y poeta. Pero la distancia tomada por legisladores para avanzar desoyendo la normativa, la grieta política y la pandemia en los últimos años fueron alejando al tema de las prioridades por fuera del círculo de spinettianos.

Por eso, el 8 de febrero de 2022 siempre estuvo marcado en el calendario como la jornada decisiva para retomar la iniciativa. “El 9 volvemos con todo con el tema”, reconoce Rodrigo, quien aspira a que algún legislador se acerque para formalizarlo en un proyecto de ley. “Con el correr de los años muchos nos habían contactado, pero rápidamente al ver que estaba la traba del artículo 5º nos decían: “Lo vemos más adelante”. Ojalá que ahora lo hagan”, expresa.

 

¿En qué consiste el proyecto?

La intención de Rodrigo Quintana y el grupo que lidera esta iniciativa es que puntualmente el tramo de la calle Iberá entre Triunvirato y avenida Goyeneche en Villa Urquiza pase a llamarse Luis Alberto Spinetta. “Sería algo como la calle Borges en Palermo”, detalla el urquicense. La acera que recoge la figura de Pappo, en La Paternal, es otro de los ejemplos.

“Es clara la influencia que el Flaco ha tenido en nuestra historia, por eso queremos también que figure en el mapa de la ciudad con una calle propia”, argumenta, al tiempo que cataloga a Spinetta como “uno de los más emblemáticos músicos de nuestro país y de toda Hispanoamérica”. En cuanto a las trabas que podría tener reunir los votos necesarios en la Legislatura, Rodrigo menciona dos aspectos. Por un lado, el consenso casi total que reúne la figura del artista en la cultura nacional y el escasísimo costo económico que tendría cambiar el nombre de la calle. “Es solo cartelería”, dice.

Desde el momento en que se inició el reclamo, las redes sociales fueron un elemento clave para la difusión. La página de Facebook “Cambiar el nombre de calle Ibera por Luis Alberto Spinetta” tiene casi 60 mil miembros de distintas partes del mundo, al tiempo que existe una petición virtual en el sitio Change.org donde ya se han recolectado 12 mil firmas. Los comentarios de los fanáticos y admiradores acerca de su figura son muestra cabal de la presencia que su figura tiene todavía para la música local, a pesar de su fallecimiento.

 

En estos años de lucha para lograr el objetivo, Rodrigo fue reuniendo distintos apoyos muy simbólicos, y bandas como Bersuit y Attaque 77, o cantantes como León Gieco, Gustavo Santaolalla y Víctor Heredia manifestaron su apoyo.

 

La palabra de Dante Spinetta

Este periódico habló con Dante Spinetta, uno de los hijos del “Flaco”. “Conozco a Rodrigo y me parece un acto de amor muy lindo que haya tantos vecinos de Villa Urquiza para que empujen este reclamo”, destacó. “El Bienvenidos a Urquiza que aparece en el paso bajo nivel de Monroe es algo increíble, y el barrio está super marcado por su presencia musical y espiritual”, agregó el también músico.
Dante agregó que “desde que desembarcamos hace años sentimos que era nuestro lugar”, y recordó que él y sus hermanos vivieron en tierras urquicenses aún luego de fallecer el artista.

Otros homenajes a Spinetta

En los 10 años que están por cumplirse de su muerte, Villa Urquiza ha honrado de distintas maneras al músico que vivió en la parte final de su vida en el barrio, y de quien los vecinos a los que cruzaba en los comercios cercanos recuerdan su sencillez, timidez y humildad. Los más relevantes son, por un lado, la denominación del paso bajo nivel de la avenida Congreso y las vías del Tren Mitre, que además recoge murales con metáforas de muchas de sus canciones y fotos de su vida.
La otra es la estatua que lo muestra guitarra en mano y con una sonrisa. La misma había sido dispuesta en 2013 en la Plaza Jorge Casal, en la esquina de Triunvirato y Roosevelt. Pero el vandalismo y la intemperie le generaron daños y debió ser llevada al centro del MOA (Monumentos y Obras de Arte) para restaurarse. Desde enero de 2020 yace en la sede de la Comuna 12.

Discografía solista

"Spinettalandia y sus amigos", 1971

"Artaud", 1973 (acreditado a Pescado Rabioso)

"A 18 minutos del sol", 1977

"Only love can sustain" ("Sólo el amor puede sostener"), 1980

"Kamikaze", 1982

"Mondo di cromo", 1983

"Privé", 1986

"La la la", 1986 (con Fito Páez)

"Téster de violencia", 1988

"Don Lucero", 1989

"Exactas", 1990

"Piel de piel", 1990

"Pelusón of milk", 1991

"Fuego Gris", 1994

"Spinetta y los Socios del Desierto", 1997

"Estrelicia MTV Unplugged", 1997

"El álbum", 1998

"San Cristóforo" , 1999

"Silver Sorgo" 2001

"Argentina Sorgo Films Presenta: Spinetta Obras" 2002

"Para los árboles" 2003

"Camalotus" 2004

"Pan" 2006

"Un mañana" 2008