clausura villa crespo

Se detuvieron a tres personas por agresión a los oficiales de la Comisaría 15. En un local lindero, ya se había clausurado otra fiesta en el mes de julio

La Policía de la Ciudad, en conjunto con la Agencia Gubernamental de Control (AGC) y el Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ), informó que desbarató, el viernes por la noche, una fiesta clandestina que se estaban desarrollando con casi 80 invitados en Villa Crespo - Comuna 15.

El hecho ocurrió pasadas las 3.45 de la madrugada cuando efectivos de la Comisaría Vecinal 15B se trasladaron hasta un local ubicado en Vera al 500, donde se estaba desarrollando una reunión clandestina, justo a 20 metros de un outlet de zapatillas donde a mediados de julio se desarticuló una fiesta con 80 personas.

"Cuando arribaron, los agentes observaron adentro del local a una gran cantidad de personas aglomeradas, música fuerte, mesas, equipos de música y luces e incluso una barra de tragos." ,informa el parte policial.

"Ante esta situación, el personal se entrevistó con el encargado del lugar, quien se justificó diciendo que se trataba de una “fiesta privada”, la cual fue finalmente desarticulada por incumplir la normativa vigente por la pandemia de Covid-19.", agregan. 

Dentro del local bailabre se encontraban 77 personas, quienes fueron notificadas por infracciones a los artículos 205 y 239, entre ellas un reconocido cantante de cumbia de 66 años que estaba esperando para comenzar su show, y una pareja que se escondió en una de las habitaciones hasta pasadas las 9 de la mañana.

Cuando los invitados se estaban desconcentrando se detuvieron a dos hombres y una mujer, de 26, 28 y 32 años, quienes asumieron una reacción esquiva e intentaron promover disturbios contra los efectivos policiales.

 En la causa intervino la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Nº5, del Dr. Kesller, Secretaría a cargo del Dr. Díaz, que ordenó la detención del encargado de la fiesta, de 34 años, y también de las tres personas que ocasionaron disturbios por “resistencia a la autoridad”.

Penas

En el artículo 25 del DNU, el Presidente decreta: “Cuando se constate la existencia de infracción al decreto o de otras normas dispuestas para la protección de la salud pública en el marco de la emergencia pública en materia sanitaria, se procederá a hacer cesar la conducta infractora y se dará actuación a la autoridad competente, en el marco de los artículos 205, 239 y concordantes del Código Penal”.

 
Si bien la bajada de línea del Gobierno no es reprimir, sino hacer cumplir las restricciones, el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) N°235 publicado ayer delinea severas penas para quienes atenten contra la norma. El texto, que tiene por objeto establecer medidas generales de prevención y disposiciones locales y focalizadas de contención a fin de mitigar la propagación del virus SARS-CoV-2 y su impacto sanitario, estipula sanciones para los infractores.
En el artículo 25 del DNU, el Presidente decreta: “Cuando se constate la existencia de infracción al decreto o de otras normas dispuestas para la protección de la salud pública en el marco de la emergencia pública en materia sanitaria, se procederá a hacer cesar la conducta infractora y se dará actuación a la autoridad competente, en el marco de los artículos 205, 239 y concordantes del Código Penal”.

¿Qué dicen estos artículos?
“Quien violare las medidas adoptadas por autoridades competentes podrá ser reprimido con prisión de seis meses a dos años, para así impedir la introducción o propagación de una epidemia”. Así se establece en el artículo 205 del Código Penal.
Por su parte, la violación del artículo 239 del Código Penal reprime “con prisión de quince días a un año a quien resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones, o a la persona que le prestare asistencia a requerimiento de aquel o en virtud de una obligación legal”.

 Fuente penas: La Nación.com