El Diputado nacional por el Frente para la Victoria, Edgardo Depetri, afirmó hoy que en el conflicto por los subterráneos, que hoy lleva 10 días de duración, “la responsabilidad política principal” es de Mauricio Macri, a quien le reclamó que tenga “un gesto, no transformando esto en una cuestión electoral o partidaria”.

“El gobierno de la Ciudad ha convocado a los metrodelegados el viernes pasado y no ha terminado de resolver la oferta salarial y las condiciones de trabajo de acuerdo al convenio colectivo”, sostuvo el legislador en declaraciones a radio América.

Depetri aseguró que “hay voluntad de los metrodelegados de sentarse a discutir y a resolver” el problema y le pidió a Macri “un gesto” porque se trata de “un servicio público para garantizar y él tiene la autoridad para hacerlo”.

Explicó que el conflicto “es político, entendido por una discusión sobre el transporte público en la Argentina”, por lo cual reiteró que le reclaman a “Macri que se haga cargo porque él firmó un acta de transferencia de servicio”.

“Macri tenía comprometidos 30 millones de pesos por mes de presupuesto, la Nación tenía otros 30 millones que colocar todos los meses; nosotros lo estamos poniendo, de hecho Macri acumula en un fidecomiso una cuenta por un valor de 180 millones de dólares que está siendo reclamada por Metrovías para garantizar la operatividad y las inversiones en el servicio y el gobierno (porteño) ni siquiera responde los pedidos de la propia concesión”, finalizó.

Opinión

Lo cierto es que un millón de usuarios siguen rehénes de esta lucha entre el gobierno de la ciudad y la nación. Y hay un actor principal que esta saliendo endemne de la contienda, la empresa concesioonaria del grupo Roggio.