El jueves 12, la empresa IRSA realizó la fiesta de apertura de su nuevo emprendimiento Distrito Arcos, pese a que un fallo judicial se lo prohibía. Al evento concurrieron más de 4 mil invitados y contó con la actuación de Adrián Suar y Guillermo Francella. Este evento se realizó desconociendo un fallo de cámara que ratificó que la decisión del juez de primera instancia que ordenó la suspensión de su inauguración como la paralización de toda obra de construcción en el predio.

Ante el conocimiento de que la actividad de apertura se desarrolló sin respetar el fallo judicial, Facundo Di Filippo ex legislador e integrante del Partido Social, en su calidad de demandante realizó una nueva presentación judicial denunciando el incumplimiento de la medida cautelar y el flagrante irrespeto por la justicia demostrada por la empresa IRSA. El Juez Aurelio Ammirato resolvió realizar un reconocimiento judicial sobre el shopping a fin de esclarecer el hecho y le indicó al Gobierno de la Ciudad que tome todas las medidas idóneas para que el shopping siga cerrado al público.

Según trascendidos de la prensa, en el evento el presidente de IRSA, Eduardo Elzstein, dijo que “recuperar y darle valor a joyas arquitectónicas es el verdadero objetivo de la empresa; nuestra consigna, desde que empezamos a hacer negocios, es 'construir sin destruir”, ante esto Di Filippo manifestó "es un discurso demagógico, IRSA arrasa con toda normativa vigente para conseguir sus objetivos comerciales, si no tiro abajo lo existente es por que la zonificación que le regaló el PRO y el FPV no se lo permiten".

Fuente: Prensa Di Fillipo