ap

El Consejo Superior de la Universidad de Buenos Aires aprobó, en su primera sesión de este año, la resolución 2241-09 que decide adherir al dictamen de la Comisión de Interpretación y Reglamento; iniciar acciones legales (declaración de certeza); y suspender la aplicación del art. 51 hasta que se expida la justicia.

De esta forma se institucionaliza una toma de posición de la UBA que es considerar que la ley de jubilaciones afecta la autonomía universitaria y que los derechos de los trabajadores docentes interfieren con ella. Pero, a su vez, con la suspensión de la aplicación del art. 51 se impide, provisoriamente, la jubilación compulsiva de los docentes con 65 años.

Sin embargo, debe destacarse la gravedad que implica que la UBA como institución acuda a la justicia para impugnar la constitucionalidad de la ley. En ese contexto, los derechos de los docentes a extender su plazo quedan sostenidos en forma precaria, por lo cual FEDUBA esperará la resolución de la justicia sobre los amparos presentados.