La Legisladora porteña por el FpV y Presidenta de la Comisión de Descentralización y Participación Ciudadana de la Legislatura porteña, María Rosa Muiños,  habló sobre las actividades que promueve -desde su espacio político- con el objetivo de lograr la descentralización "real", según su mirada . También analiza la relación de las fuerzas políticas en interior de las comunas , tras las elecciones y habla sobre las irregularidades que hubo en la Comuna 12, durante la sucesión del fallecido Presidente Comunal: Néstor Dall Alpi.

 

¿Qué balance hace de este primer período de gestión comunal que cierra?

María Rosa Muiños: Creo que las funciones de los comuneros están muy atadas porque el ejecutivo no traspasa las atribuciones que les corresponden por ley.  Soy una férrea defensora de las comunas, creo que si uno toma en cuenta la población de cada una es equivalente a un municipio de la provincia de Buenos Aires, por lo tanto deberían tener más o menos las mismas atribuciones que tiene un Intendente. Lo que hay que hacer es poner en valor las comunas, a eso nos referimos cuando hablamos de profundizar la autonomía de la Ciudad de Buenos Aires.

¿Qué proyectos llevaron a cabo -desde su comisión- para lograr la descentralización comunal que usted pretende?

MRM- Lo que hicimos durante estos casi dos años fue poner en valor estas competencias, que ya deberían estar transferidas. Presentamos un amparo judicial en contra de los gerentes que el ejecutivo quería poner en reemplazo de los comuneros, algo llamativo, dado que la mayoría de ellos pertenecen al PRO. Ese amparo está vigente y gracias a eso las gerencias no han salido. Pero también hay cosas positivas, en la Comuna 9, se pusieron de acuerdo en la primera iniciativa de consulta popular, que de hecho está contemplada en la Ley 1777 (aunque no se cumpla). Por esto, sus comuneros consensuaron en elegir el nombre de Lisandro de La Torre para esa comuna, por lo que su figura representa, y que fue votado por el ochenta por ciento durante las últimas elecciones, donde se votó Jefe de gobierno, Legisladores y Comuneros.

¿Considera que habría que modificar la Ley de Comunas?

MRM- Toda ley tiene grises y huecos de interpretación… y ésta tiene bastantes. Por ejemplo, no está normado qué hacer con las competencias y esto es lo que hace que el Ejecutivo opere sobre las mismas. Nosotros lo que decimos es -por ejemplo- que si hay siete comuneros, estaría bueno darles temas de incumbencia. De hecho cada Junta Comunal puede darse su propio reglamento, esto hace que algunas tengan y otras no, lo que nosotros queremos es que todas tengan uno único.

¿Considera que los vecinos comprende el rol de las comunas y su posibilidades de participación?

MRM- El vecino no entiende de qué le sirven las comunas y entonces no la defiende. Esto va a llevar tiempo, como todos los cambios políticos. Lo mismo sucede con los comuneros, considero que es sólo una cuestión de tiempo y de toma de responsabilidad de los que aún son y los que van a tomar el cargo en diciembre. El hecho de que la mayoría sea del PRO no ayuda a la descentralización, porque lo que hacen es responder directamente al Ejecutivo. Pero siempre creo que las políticas de cambio son viables, es muy auspiciosa esta nueva conformación y todos los que tienen la necesidad de servir a la gente en un cargo público, quieren ejercer ese lugar, entonces el recambio hace que entren con una expectativa nueva.

¿Cómo crees que impactará -en las comunas- el crecimiento de ECO y el número de comuneros que lograron ingresar de ese espacio?

MRM- Eso es darle entidad a ECO, que para mi no tiene, porque está conformado por la Coalición y la UCR y no hay actores nuevos. Si los hay son los menos….

¿Estás a favor del uso de la boleta electrónica?

MRM- Estoy a favor de todo lo que modernice el sistema electoral, se que hay países donde hasta se vota por correo electrónico. A mi me gusta este sistema porque tiene un doble soporte, el recuento es rápido y además tenés la urna con la boleta dentro. Hay que poder verificar esto, que lo que aparece ahí sea la voluntad de cada uno de los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires. Yo saqué una ley para que se ponga una máquina en cada colegio donde se votaba, para que la gente pudiera tener un acercamiento.