La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció ayer en la Casa Rosada la renovación del 92 por ciento de los colectivos que circulan por la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano Bonaerense mediante créditos a tasas blandas del Banco Nación destinada a las empresas de transporte público.

Esta medida beneficiará a 4,4 millones de usuarios y generará unos 5.000 puestos de trabajo directos e indirectos.

El programa, del que participan los Ministerios de de Industria, y de Planificación Federal, está destinado a 9.700 micros de las líneas de colectivos que tienen cabecera en la Capital Federal y circulan por el Conurbano bonaerense.

El 25% de esos vehículos tiene una antigüedad mayor a 10 años: con el plan de financiamiento en tres años se renovarán 5.000 unidades, y a los cinco años habrá 9.000 unidades cero kilómetro. Esto redundará en un mejor servicio para los usuarios, se incrementará la seguridad y confort para los choferes, además de disminuirse la contaminación ambiental y sonora.

“Todas estas iniciativas incentivan la producción local de vehículos, traen aparejado un uso más eficiente del combustible y un menor impacto en el medio ambiente, mejoran la seguridad vial, el servicio para los usuarios y facilita el acceso al transporte público a las personas con movilidad reducida y mejora las condiciones de trabajo para los choferes”, dijo la ministra de Industria, Débora Giorgi.

La Presidenta recorrió antes del anuncio tres flamantes unidades de colectivos de línea. Cristina llegó a la explanada sobre la fachada de la Casa Rosada que da a la avenida Paseo Colón, acompañada por el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi; y el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, entre otros funcionarios.

La Presidenta recorrió el interior de cada una de las tres unidades, correspondientes a las líneas 61, 132 y 8, donde el ministro Schiavi le dio explicaciones técnicas sobre las novedades en los transportes de pasajeros.Cumplido el recorrido, y luego de dialogar con uno de los choferes, Cristina se dirigió al Salón de las Mujeres de la Casa Rosada para encabezar el acto de firma de la nueva normativa.