A través de un mural, que está siendo pintado en el Patio Gurruchaga del barrio de Villa Crespo, se recuerda a Martina, atropellada en 2016. Además, buscan concientizar a la comunidad.

Lamentablemente las muertes por accidentes de tránsito son desde hace muchos años, y siguen siendo, un flagelo constante de la Ciudad de Buenos Aires. Desde muchos ámbitos y lugares se trabaja sobre la concientización para poder disminuir la cantidad de víctimas fatales. En este contexto y, a través del arte, se está realizando en la Comuna 15 un homenaje a Martina Miranda, una chica fallecida hace 5 años en el barrio porteño de Villa Crespo.

muralpatiogurruchaga2

La pintora Victoria Ferreyra, experta en resiliencia, es quien se encuentra a cargo del mural situado en Plaza Gurruchaga. La obra, bautizada bajo el nombre de “Flores para Martina: Derecho a la verdad”, es sin fines de lucro y fue donada a la comunidad por la Fundación Pinta Argentina para concientizar sobre la valoración de la condición humana.

A través del arte, el color y la resiliencia esta creación recuerda el amor, la pasión, el sentir y los sueños de esta joven atropellada el 14 de febrero de 2016 en Scalabrini Ortíz y Vera por un auto que transitaba en exceso de velocidad.

Tanto Victoria Ferreyra como todos los artistas voluntarios que están llevando adelante el mural le agradecen a Darío Gualtieri, Martin Garcilazo, Andamios Buenos Aires, Comuna 15, Alejandro Pérez y a la familia de la chica por haberse sumado a la recaudación para los materiales que hicieron posible este homenaje.

Martu, como le gustaba que la llamaran, era única hija, nació el 11 de diciembre de 1999 y fue muy buscada y deseada por sus padres. Su familia la recuerda como una nena feliz y sonriente y con muchos amigos. Era muy compinche de su papá y le gustaba mucho la música, mirar películas y usar las redes sociales.

Aquella jornada de la tragedia, la víctima venía de tomar algo con su novio en Palermo, cuando fue embestida por un auto que cruzó el semáforo en rojo y luego del choque no se detuvo, escapando del lugar en contramano por Avenida Corrientes.. El autor fue Damián Villanueva, de 22 años, quien dos días después se suicidó.