autopartes chacarita

La Policía de la Ciudad informó que secuestró más de 7.800 autopartes ilegales, en especial de rodados de alta gama, que se ofrecían en un local de repuestos del barrio de Chacarita y que contaba con un depósito lindero.

 

Personal de la División Sustracción de Automotores, dependiente del Departamento Delitos Contra la Propiedad de la Policía de la Ciudad, encabezó un procedimiento, este miércoles 14 de julio,  sobre un negocio ubicado en la avenida Warnes al 1500, en el cual, después de tareas investigativas, se comprobó que se comercializaban piezas ilegales provenientes de vehículos robados.

El trabajo se realizó, de  manera coordinada, con la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Número 6, a cargo del doctor Federico Jorge Taramelli, personal de la Subsecretaría de Seguridad Ciudadana, del Programa de Lucha Contra la Comercialización de Autopartes Ilegales, y el Cuerpo de Investigaciones Judiciales, El Juzgado Penal Contravencional y de Faltas Número 27, a cargo de la doctora María Carolina De Paoli, dictó la orden de allanamiento para la propiedad.

"Al ingresar al local, se identificó al responsable, un hombre argentino de 43 años, y se observó gran cantidad de autopartes que no tenían su homologación para ser vendidas." relata el parte policial

 "Además, se verificó que el negocio comunicaba con un galpón lindante, donde se hallaron autopartes usadas pertenencientes a vehículos de alta gama, estando todas en infracción a la Ley 25.761 por carecer de las obleas del RUDAC (Registro Único de Desarmaderos y Actividades Conexas)." agregaron. 

 

Se incautaron todas las piezas: 457 computadoras de automotor, 232 amortiguadores, 94 radiadores, 256 puertas, 28 cajas de velocidades, 89 guardabarros, 91 tapas de baúl, 253 tapas de cilindro, 1.732 pistones, 137 compresores de aire acondicionado, 53 mordazas de freno, 459 cigüeñales, 58 paragolpes, 11 neumáticos armados completos, 355 comandos e instrumentales de tablero, 163 comando de luces, 7 butacas, 326 motores de arranque, 287 alternadores, 546 fusileras, 241 tapas de válvulas, 2 tubos de GNC, 231 cuerpos de acelerador, 212 capots, 25 volantes con airbag, 147 instalaciones eléctricas completas, 79 servos de freno, 1 techo convertible de lona, 328 ópticas, 231 faros traseros, 241 árboles de levas, 153 distribuidores eléctricos, 39 colectores de escape, 74 frentes de parrilla, 212 espejos retrovisores y 37 cardanes, haciendo un total de 7.887 autopartes.

 

Los efectivos porliciales efectuaron la consulta  con la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Número 6, a cargo del doctor Federico Jorge Taramelli, se avaló lo actuado, se imputó al responsable del local por el delito de desarmado de automotores y venta de autopartes ilegales, y se clausuró el comercio.

 

Sobre los repuestos secuestrados, fueron trasladados a la playa judicial de la calle Ferré al 2800.