La medida es en rechazo a la presencia de asbesto en los trenes, y afectará el servicio durante toda la jornada.

El próximo miércoles 20 de noviembre, los más de 300 mil pasajeros que en forma diaria toman la Línea B de subtes deberán buscar otro medio para llegar a su destino. La Asociación del Gremio de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP), conocidos como "Metrodelegados", informaron que a lo largo de toda esa jornada se llevará a cabo un paro, que afectará por completo el recorrido entre Juan Manuel de Rosas y Leandro Alem.

Según afirmaron en un comunicado, la decisión se dio ante la "falta de respuestas" del Gobierno de la Ciudad y la empresa Metrovías. Los Metrodelegados denunciaron hace tiempo la presencia de asbesto, una sustancia cancerígena, en las formaciones nuevas de la Línea B, y por tal motivo hay una investigación en curso en el Juzgado Criminal y Correccional Federal Nº2. 

Hasta que no haya "soluciones concretas", la asociación gremial decidió comenzar un "plan de lucha", el cual será informado en detalle en una próxima conferencia de prensa, que se desarrollará el martes 19 al mediodía. El gremio de trabajadores recordó que un estudio preliminar corroboró ya la afectación de los pulmones de 13 empleados del subterráneo, donde se encontró la presencia de esta sustancia.

El asbesto se encuentra en la pintura, piezas en contacto con la electricidad u otras estructuras, y cuando queda diseminado por el aire es aspirado y provoca el daño pulmonar. Metrodelegados, al respecto, solicitó por la "desasbestización de las formaciones", luego de que el propio presidente de Sbase (la empresa encargada de administrar el subte), reconociera la presencia de la sustancia cancerígena.