Se trata de un ejemplar centenario; en su lugar plantarán un ibirá pitá.


Hace algunos días, en la Plaza Gurruchaga de Villa Crespo las autoridades de la Ciudad autorizaron la tala de un gomero centenario, lo que provocó el enojo de vecinos y algunas entidades ambientalistas.

El ejemplar se encontraba en el espacio verde que se encuentra en Gurruchaga al 1000, en plena Comuna 15, poniendo fin a un ejemplar de mucha antigüedad, el motivo principal que generó la extracción. “El árbol era el alma de la plaza. Los chicos jugaban bajo su sombra y era un alivio ir en los días de calor agobiante. Muchas veces llegamos a almorzar con mi hijo”, aseguró Pamela, vecina de la zona.

Por parte del Gobierno porteño, los referentes argumentan que recibieron varias denuncias de vecinos por desprendimientos de ramas con destrozos en viviendas lindantes, taponamiento de cañerías y hasta agrietamiento de pisos. De esta manera, explican que estarían previniendo un posible futuro incidente en el lugar.
Algunos visitantes de la Plaza Gurruchaga se explayaron al respecto diciendo que “no voy a volver más a esa plaza. Cuando nos enteramos lo que hicieron con ‘El árbol de la Plaza’”.

La Subgerencia Operativa de Control Comunal y Obras de la Comuna 15 visitó la plaza y elaboró este informe: “Se constató la cercanía del árbol a los juegos infantiles, asimismo la copa presentaba interferencias sobre las propiedades vecinas”.

“Se recomendó la realización de poda y posterior reemplazo del gomero por un ejemplar de ibirá pitá (Peltophorum dubium), ya que la misma tiene un gran valor ornamental (por su destacada floración y fructificación) y además proveer sombra en gran parte del año dado su follaje semipersistente”, concluyeron en el informe