El Gobierno de la Ciudad anunció una fuerte modificación en una de las aceras del corazón de Villa Devoto. Se trata de Fernández de Enciso, que verá modificado su entorno en clave ambiental y estética entre la Plaza Arenales y la estación de la línea San Martín. El objetivo es sumar peatones e impulsar el área gastronómica y comercial que se halla en esta reconocida diagonal devotense.

El espacio a intervenir es de una cuadra, lo que equivale a 4200 metros cuadrados. Estos unen la estación Devoto con una de las puntas de la Plaza Arenales, en Nueva York y Mercedes. En ese tramo, que hoy está solo habilitado a vehículos, se hará una nueva área verde peatonal, informó el área de Espacio Público e Higiene Urbana porteña. Los trabajos comenzarán dentro de un tiempo, ya que previamente habrá encuentros con los vecinos y vecinas donde el Gobierno de la Ciudad prometió escuchar e incorporar sus inquietudes, observaciones y opiniones.

La obra generará nuevas áreas de descanso y disfrute, mejorará la señalización de la zona y del entorno e incorporará cruces para garantizar una mejor seguridad vial, de acuerdo a la proyección oficial. Se añadirán a lo existente 19 árboles , nuevo mobiliario urbano, nuevas demarcaciones para mejorar la señalización de la zona y entorno e incorporación de cruces para garantizar mayor seguridad vial, sumado a sectores de descanso con 44 asientos de mobiliario urbano.

El presidente de la Comuna 11, Nicolás Mainieri, es uno de los impulsores de este cambio en Fernández de Enciso. A principios de este año, había presentado un informe en el que mostraba las modificaciones a su juicio positivas que traería este nuevo perfil de la calle. “El objetivo es transformar calles de los diferentes barrios de la Ciudad en lugares de encuentro y disfrute. A través de la incorporación de mayor superficie verde y drenan, buscamos una Ciudad carbono neutral, resistente e inclusiva”, indicó el documento.

Qué son las calles verdes

La idea de calle verde generó polémica y cuestionamientos en otros barrios porteños. Al abrir las sesiones ordinarias de la Legislatura este año, Horacio Rodríguez Larreta había enfatizado su idea de que 12 tramos de aceras de Buenos Aires tomen este estatus. Paraguay en Palermo, Vera en Villa Crespo, y Triunvirato en Villa Urquiza son otros ejemplos de estos, sumado al que más resonancia tuvo: Honorio Pueyrredón en Caballito.

Hace un mes, legisladores de la oposición presentaron un pedido de informes a la Legislatura, que busca “tener la información necesaria sobre el proyecto de "Calles Verdes" porque las instancias de participación y la información que se les da a los vecinos están siendo de manera irregular”. El texto lleva la firma de Berenice Iáñez, del Frente de Todos.

"Sumarán más superficie verde y drenante que permita la absorción de calor, la proliferación de flora y fauna nativa, y la absorción de agua de lluvia para evitar inundaciones. Nuestra visión es hacer de Buenos Aires una 'ciudad de 15 minutos' con más y mejor espacio público y verde, disfrutable, seguro y cercano a todos los vecinos. Queremos que el espacio público sea un punto de encuentro, disfrute e integración para la vida en comunidad", habían defendido entonces la iniciativa desde el Ministerio de Espacio Público.