plaza martin rodriguez

 Desde la pandemia, se ha resignificado el lugar de las plazas y parques de la Ciudad de Buenos Aires, y aún pese a los días fríos, es habitual que estos reciban muchos visitantes. Sin embargo, en ocasiones las obras de puesta en valor se demoran más de lo previsto y esto genera disconformidad y enojos. Una situación así se vive actualmente en la Plaza Martín Rodríguez, uno de los espacios verdes que tiene Villa Pueyrredón en la Comuna 12.

Desde hace aproximadamente dos semanas, las áreas verdes del lugar fueron cercadas con la tradicional reja de plástico y la cinta de peligro, impidiendo ingresar al mismo. En ese tiempo, se resembró el césped y se realizaron otros trabajos de jardinería. Sin embargo, pasados ya cerca de 14 días, no se liberó el lugar, lo que dio lugar a un persistente reclamo de los visitantes de la plaza situada en Habana y Argerich.

 

"Hace varias semanas que no se pueden usar los espacios verdes y no se sabe hasta cuándo. La cuidadora dijo que serían dos semanas pero sigue pasando el tiempo. Y en otras plazas de CABA directamente hay carteles que no te dejan pisarlo y no hay ninguna normativa que lo prohíba", expresó un usuario con nombre "Hugo Quintana" en el grupo de Facebook "Villa Pueyrredón". Ante su publicación hubo algunos comentarios coincidiendo, y otros que aseguraban que era correcto esperar a que el pasto creciera, o celebrando que no se pueda jugar al fútbol o dañar lo recién sembrado como, a su juicio, sucede en otras plazas de la Comuna 12.

 

Ante el planteo, este periódico consultó a las autoridades de la Junta Comunal 12, que tiene a su cargo el mantenimiento de los espacios verdes de la jurisdicción. "La idea es liberarlo pronto, todavía no hay fecha confirmada pero necesitamos cortar el césped. Para ello, estamos aguardando a que tenga nivel y altura suficiente", precisaron desde la sede de Holmberg.

 

Meses atrás se había hecho otra intervención en la Plaza Martín Rodríguez. Como informó este periódico, consistió en la remodelación del canil, con la puesta en valor del bebedero, la señalética y expendedora de bolsas. A esto se sumó la nivelación del terreno, un nuevo soldado, la reparación y pintura de la reja perimetral y el lavado, limpieza, reparación y pintura de nuevos juegos, informaron a comienzos de abril desde la Comuna 12.