ap

El hombre había sido detenido armado tras protagonizar un siniestro vial el pasado 1 de enero.

El año empezó en Agronomía con un nuevo accidente de tránsito. Pero lo que iba para ese lado, se convirtió en un hecho policial grave. Trece perros de razas de gran porte fueron rescatados, junto a una serie de armas secuestradas, tras el allanamiento en la vivienda de un hombre que había protagonizado el hecho.  

Todo se inició en el mencionado barrio de la Comuna 15, en las primeras horas del año. El 1 de enero precisamente, un Fiat Cronos, que conducía el hombre luego allanado, de 43 años, embistió por atrás a un Renault Clío en la avenida San Martín y José Pedro Varela. El vehículo terminó volcado con dos personas a bordo, que fueron asistidas por Bomberos de la Ciudad y trasladadas por el SAME a los hospitales Pirovano y Tornú.

Pero como se mencionó, la historia no terminó ahí, porque el vehículo protagonista del choque estaba siendo investigado por la Policía de la Ciudad producto de que al hombre se le decomisó una pistola Bersa 380 con dos cargadores de ocho municiones, con documentación pero sin la autorización de portación.

Producto de la situación, la Unidad de Flagrancia Norte, a cargo del Dr. Norberto Brotto, y auxiliar fiscal Dr. Guerrero, solicitó un inmediato allanamiento. Al ser consultado, el Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas 31, a cargo de la Dra. Susana Parada hizo lugar a la solicitud del fiscal, quien, con la orden en mano, pidió a la división especializada en explosivos y armas de la Policía de la Ciudad la realización del procedimiento en el domicilio del portador, quien quedó detenido en la Comisaría Vecinal 15C, con jurisdicción en el lugar del choque.

El allanamiento se realizó horas después, ya en la madrugada del 2 de enero en horas de la madrugada por parte de la División Investigaciones de Armas de Fuego y Explosivos Ilícitos de la Policía de la Ciudad, con la colaboración de la División Canes y de la División Operaciones Especiales Metropolitanas (DOEM) de la misma fuerza. 

Desde ese momento, todo se derivó a una finca en Bacacay al 2700, en Flores, propiedad del autor del accidente. Y la situación adquirió mayor gravedad. Al llegar a la casa los policías descubrieron que el sujeto tenía 13 perros de gran porte, encerrados en malas condiciones en algunos de los 18 caniles que había instalado en un sector de la finca.

Los oficiales rescataron a 6 Rottweiler, cuatro de ellos cachorros, 5 Fila y 2 Pastor Belga Malinois. Los detectives también secuestraron dos pistolas Bersa TPR9 calibre 9 milímetros, una de ellas con la corredera modificada y con kit Roni), y una pistola Bersa calibre .22 LR.

Además, los oficiales incautaron 609 cartuchos de bala calibre 9 milímetros, de los cuales 79 presentaban punta hueca, 33 municiones calibre .380 ACP, 341 cartuchos calibre .22LR (291 punta hueca), 28 municiones de escopeta calibre 12/70 y trece tarjetas de presentación comercial de criadero de canes.

Ante esta situación se sumó un nuevo organismo. Se trata de la Unidad Fiscal Especializada en la Investigación de Ilícitos relacionados con Armas de fuego y materiales controlados (UFIARM), la cual contó con la dirección del fiscal federal Gabriel González Da Silva y la asistencia de María Paz Cantoni.

pe