Aumentó algunos requisitos y elevó muchos de los estándares para la evaluación, informaron fuentes oficiales.

 Con el costoso precio de los autos y los atascos de tránsito, cada vez se ven más motos en las calles y avenidas porteñas. Por eso, el interés de muchos vecinos pasa por sacar el examen que habilite la conducción de estos rodados. Al respecto, el Gobierno porteño informó esta semana cambios en las pruebas de obtención del registro. 

Mediante ellos, se modificaron los estándares en la evaluación de manejo para que los conductores estén mejor preparados para el tránsito, anadiéndose cambios en los parámetros de medición del zig-zag, la técnica de frenado y pruebas adicionales. Las autoridades, en tanto, precisaron que el foco está puesto en la toma de conciencia y la responsabilidad del conductor, así como en las habilidades de anticipación y respuesta que todo conductor debe tener para transitar por las calles.

Los principales cambios

El más importante pasa por fijar como condición obligatoria presentarse al examen con la indumentaria adecuada, y lo que antes implicaba la quita de puntos en el formato de scoring, hoy implica la eliminación e imposibilidad de sacar el registro. Este requerimiento comienza con el uso del casco reglamentario como protección obligatoria: el mismo no debe estar dañado y tiene que ser acorde a la talla del conductor.

Asimismo, el conductor debe utilizar la vestimenta mínima adecuada para la conducción de motovehículos: pantalón largo, mangas largas y calzado cerrado, sin tacos ni plataformas. El objetivo es garantizar cierto grado de protección frente a la abrasión, colisión, accidentes o roces en los costados de la moto que puedan provocar a la persona quemaduras y eventualmente pérdida de control del vehículo o maniobras riesgosas.

Otro elemento clave es la división en varias etapas del examen. En la primera, se determina la maniobrabilidad de la moto dentro de un cajón o sector inicial de salida con el motor apagado, y también se evalúa la circulación en línea recta con la maniobra correcta en la técnica de frenado y correcta posición de manejo. En una segunda instancia del circuito, el conductor debe demostrar una técnica apropiada para hacer giros a la derecha y a la izquierda utilizando de manera adecuada el acelerador y el sistema de frenos, así como también comprobar la transferencia del peso corporal de manera apropiada. En tanto, en la última y definitiva, aparecen obstáculos como el slalom y el zig-zag; buscando que el aspirante pueda adecuar su conducción a las características de ese segmento realizando los traslados correspondientes de manera fluida y segura con total dominio del uso de los mandos del moto-vehículo.

examendemm

La palabra de los funcionarios

El Gobierno de la Ciudad celebró la novedad, en boca de sus funcionarios. “Implementamos una nueva forma de evaluar a los conductores de motos para asegurar que quienes obtienen el registro están mejor preparados para conducir por las calles de la Ciudad; buscamos mejorar y aumentar la exigencia del examen para reducir los accidentes y promover una mejor convivencia vial”, planteó César Torres, secretario de Gobierno y Vínculo Ciudadano del Gobierno porteño.

Otros que dieron precisiones fueron los especialistas en seguridad vial a los que el Gobierno consulta para este tipo de medidas. "Después de aprobar la evaluación psicofísica y el examen teórico, el nuevo examen práctico de manejo se realiza en la sede Roca con un procedimiento que permite evaluar las capacidades, destrezas y maniobrabilidad del vehículo. Además, se incorpora la perspectiva de adecuada convivencia entre la moto y las personas en materia de seguridad vial. Entendemos la necesidad de continuar asegurando que el vecino tenga un control-dominio probado de su moto y que su conducción sea de forma segura”, indicaron.

Examen psicofísico y teórico

La evaluación psicofísica es un requisito previo al examen práctico que resulta fundamental para aprobar el examen; contempla las siguientes instancias: Test psicológico, Evaluación visual, Evaluación fonoaudiológica, Evaluación médica.

Asimismo, el examen teórico consta de 40 preguntas con opciones múltiples (multiplechoice) y cada aspirante tiene 45 minutos para realizarlo. Para aprobar, es necesario superar al menos 32 respuestas correctas. En caso contrario, quedará desaprobado y deberá pedir turno para volver a rendir. Para rendir el examen teórico de motos, el aspirante deberá estudiar el manual de conducción motovehicular y realizar un curso de educación vial de tres horas de duración, que podrá realizarse de forma presencial o virtual.