ap

Se trata de un audiovisual que recorrerá la demolición sufrida por este espacio de Villa Ortúzar y la lucha de la comunidad.

 Uno de los colectivos vecinales de Villa Ortúzar está íntimamente relacionado con la lucha ejercida por la comunidad del "Galpón de Ortúzar", este espacio cultural y social que fue demolido con dureza y tonos de revancha por parte del Gobierno de la Ciudad durante 2022. Y en ese marco, este viernes 29 de diciembre se estrenará un documental que se propone justamente recorrer esos tiempos, y contar con el testimonio de sus integrantes. 

El audiovisual se llama justamente "El Galpón de Ortúzar". Está dirigido por Violeta Favero Labal y Querubina Salazar y hace un repaso del proceso vivido por la comunidad que se encargaba del mismo y también por quienes asistían al espacio comunitario.

Para la presentación del documental, la gente del "Galpón de Ortúzar", preparó una serie de actividades especiales. Por un lado, se proyectará el ciclo "Discursos de Odio", de Mora Garzón, un corto documental que se creó en el marco de una materia universitaria y que se convirtió en eje de estos tiempos. Luego llegarán también cortos de Mil Faros, y distintos invitados, siempre con la temática de protesta. Y para finalizar la jornada, habrá una charla-debate, para repasar lo vivido.

La actividad está agendada para las 18.30 horas del viernes 29 de diciembre, en Gloria Gráfica (Elcano 4015), dentro del barrio porteño de Chacarita. 

galpondeor

Qué pasó con el Galpón de Ortúzar

Como informó este periódico, el inconveniente se dio el pasado 30 de septiembre, cuando repentinamente el Gobierno porteño desarmó la cancha de bochas histórica de la plaza 25 de agosto (Charlone y Heredia) donde funcionaba el centro cultural comunitario "Galpón de Ortúzar".

Los miembros de este colectivo que se encargaba de hacer encuentros sociales y culturales hablaron de "avasallamiento", responsabilizaron al jefe comunal, Martín Gonzalo Garcilazo. A su vez, sostuvieron que la motivación fue la "especulación inmobiliaria" como el fin escondido en la decisión y denunciaron robo de libros de la biblioteca, sillas, mesas y estantes, todo de madrugada.

El argumento del Gobierno de la Ciudad es que el lugar tiene peligro de derrumbe, y que le brindarían otro espacio al colectivo.

Pero el 6 de abril fue completamente demolido. Desde entonces se organizaron eventos en rechazo y se procuró por la defensa de los murales que recuerdan a artistas de la zona, como Martín Carrizo.

El pasado 6 de agosto, en tanto, se colocó una placa conmemorativa en el lugar donde funcionó el Galpón. «Para dejar constancia de la existencia del Galpón, donde hoy funciona un canil», dijeron.