El emblemático músico de la banda "Almendra" murió en 2021.

Otro querido y distinguido artista del rock nacional tendrá un homenaje en Villa Ortúzar, en la Comuna 15. Se trata de Rodolfo García, recordado músico de "Almendra" y contemporáneo de grandes como el Flaco Spinetta y Lito Nebbia, fallecido en 2021. Esta zona de la Ciudad de Buenos Aires fue la última residencia que tuvo el rockero antes de fallecer. 

La novedad la difundió el muralista Osky Di Biase, en sus redes sociales. "Se viene un nuevo mural de ‘Rodo’ en reconocimiento al gran baterista Rodolfo García, en el barrio de Villa Ortúzar. Para observar…hoy todo el hielo en la Ciudad. El reconocimiento a Rodolfo García, de sus vecinos, amigos y mío jeje en este futuro mural en su último barrio Villa Ortúzar. También acompañará este mural la realización de un documental sobre su obra realizado por el director Gabriel Posniak y Fernando Spiner”, adelantó.

Di Biase se viene destacando por sus pintorescos y sentidos murales que ha construido en la Comuna 15 para honrar a distintos artistas fallecidos en el tiempo reciente. El último de ellos fue Martín Carrizo, exbaterista de Los Redondos fallecido víctima del ELA el año pasado, entre otros grupos. Precisamente al inaugurar el mural en recuerdo al mencionado, en la Plaza 25 de Agosto, se elevó un clamor popular para que el muralista emule esta obra con la figura de García.

En 2018, Di Biase había hecho otro mural para honrar a otro gigante de la música fallecido. Es el de Gustavo CErati, inaugurado a mitad de aquel año en la Plaza 25 de Agosto, el lugar donde el líder de Soda jugó cuando era chico y se encontraba muy cerca de la casa de su familia. Este homenaje dice la frase “Vuelta por el universo, pide algún deseo…”, como una letra de canción de Gustavo y Daniel Melero. 

Quién fue Rodolfo García

 Rodolfo García nació en la Ciudad de Buenos Aires en 1946. Vecino de Belgrano, cursó la secundaria en un colegio industrial de Floresta y a los 17 años comenzó a trabajar en un taller mecánico. En esa época lo conoció a Luis Alberto Spinetta, un encuentro que luego sería clave para la historia del rock nacional. García tuvo un gran compromiso con la cultura argentina como difusor y promotor y ocupó la Dirección Nacional de Artes del Ministerio de Cultura, durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner.

García lideraba la banda Los Larkins y en 1965, lo invita a sumarse Spinetta, quien al mismo tiempo también se integra a Los Sbirros, de la que participan, entre otros, el guitarrista Edelmiro Molinari y el bajista Emilio del Guercio. El Flaco logra fusionar ambas bandas, pero en 1967 a García lo convocaron al servicio militar. En junio, le dieron unos días de licencia: ese fue el primer ensayo del grupo que todavía no tenía un nombre estable. Cuando García terminó la colimba, se sumó al grupo y nació Almendra, considerada fundacional del rock argentino junto a Manal y Los Gatos.

Más tarde, García fue baterista de Aquelarre, otra gran banda histórica en el género. Allí, exploró otras facetas musicales, con un estilo más de blues, algo de la experimentación del jazz y otras letras. A pesar de no ser cantante solista, las dos canciones que García cantó para Almendra (Campos verdes, en 1969) y Aquelarre (Silencio Marginal, en 1973) fueron éxitos en la historia de los grupos.

A fin de 1989, armó La Barraca, en la que tocaban canciones propias y temas de autores desconocidos. En 1991 editaron un álbum, pero dos años después se separaron. El baterista tuvo también una intensa labor en medios de comunicación. Lo último que realizó fue en el programa Mundo disperso, que compartió con Pedro Saborido y Daniel Miguez, primero en la AM 750 y luego en Radio Nacional.

Murió tras sufrir un ACV en 2021.